No somos culpables de la crisis económica y del paro

¿Quiénes soportan las cargas fiscales en España?. ¿Qué empresas cotizadas del IBEX 35 tienen presencia relevante y no operativa en los paraísos fiscales?

Los sucesivos gobiernos que ha tenido España en los dos últimos decenios, tanto de un sigo político como de otro, decidieron aplicar una política fiscal en la que los impuestos sobre el consumo (indirectos a través del IVA) y los impuestos sobre las rentas del trabajo (directos a través del IRPF) han tenido proporcionalmente una mayor carga fiscal que la de los impuestos sobre el beneficio del capital y de las sociedades. Según los datos sobre la contribución fiscal en España en el año 2010, la recaudación fiscal sobre los impuestos de la renta del trabajo (IRPF) y los impuestos sobre el consumo (IVA), impuestos que pagamos todos los ciudadanos, tuvieron una carga fiscal del 87% del total de los ingresos fiscales frente al 9,7% del impuesto de sociedades que pagan las empresas y del 1,7% con el que contribuyen las empresas internacionalizadas por los beneficios obtenidos por sus filiales en el extranjero. Es obvio decirlo, que la mayor carga fiscal en España está siendo soportada por los ciudadanos, como trabajadores y como consumidores. El tópico de que las empresas pagan muchos impuestos cae por su propio peso, como hemos podido observar.

De los contribuyentes empresariales, son las PYMES y los autónomos los que están detrás del 9,7% del impuesto sobre sociedades, con una tasa efectiva sobre los beneficios mayor que el de las grandes empresas.

Es indignante que las únicas salidas que se estén proponiendo para salir de la cris fiscal y económica sean las de la reducción del déficit y la del recorte del gasto, y que el esfuerzo fiscal recaiga sobre los contribuyentes más débiles (rentas del trabajo, pensiones, PYMES y autónomos), mientras que las grandes empresas, principalmente las internacionalizadas con filiales en el extranjero, no actúen responsablemente desde un punto de vista fiscal.

No se puede consentir que las empresas internacionalizadas, cuyos beneficios están gravados con un 30%, no lleguen a pagar más de un 10% por exenciones, deducciones y otras figuras fiscales.

Es muy llamativo que  una mayoría de las empresas del IBEX 35 tengan presencia relevante y no operativa en los denominados paraísos fiscales. Cuando muchas de ellas frecuentemente salen como abanderadas de la responsabilidad social,  tanto en medios de comunicación, como en sus informes corporativos. El 82% de las empresas del IBEX35 tienen empresas filiales o participadas en paraísos fiscales.  El  18% restante tiene entre sus accionistas con participaciones significativas, empresas domiciliadas en paraísos fiscales, o participadas en paraísos fiscales. Es decir, directamente o a través de sus dueños más importantes, todas las empresas del IBEX35 tienen vinculación patrimonial con empresas domiciliadas en paraísos fiscales.  Las sociedades domiciliadas en paraísos fiscales con actividades no operativas pertenecientes a empresas del IBEX35 suman 272, en 27 países.

La descripción de las actividades más habituales de empresas en paraísos fiscales son: sociedades de cartera, financieras, tenencia de acciones, banca, servicios financieros, instrumental financiera, reaseguros, gestora de fondos de inversión, emisión de participaciones preferentes de capital. Esto evidencia la intencionalidad fiscal en el establecimiento en dicho territorio, con alto riesgo de elusión de impuestos.

También se encuentran algunas sociedades cuya descripción de actividad es operativa, pero referida a operaciones en terceros países, por ejemplo: empresa de gestión de autopistas de Toronto, domiciliada en Holanda; compra venta de fuel domiciliada en Delaware; exploración y producción de hidrocarburos de Ecuador domiciliada en Islas Caymán; central de compras textiles domiciliada en Suiza. Los paraísos fiscales más utilizados por las empresas del IBEX35 son Países Bajos (63), Delaware (EEUU)  (41), Luxemburgo (26), Islas Cayman (25), Suiza (22), Puerto Rico (14), Panamá (13), Jersey (12).

Las empresas del IBEX35 con mayor número de sociedades domiciliadas en paraísos fiscales son: REPSOL YPF (38), SCH (34), BBVA (23), FERROVIAL (22), GAS NATURAL (18),  ACS (17), ABENGOA (14),  ABERTIS (14), INDITEX (14), BCO SABADELL (13), TELEFONICA (13).

Obviamente esta estrategia fiscal no es únicamente de las empresas que cotizan  en  el IBEX 35, ya que se puede evidenciar que otras entidades no cotizadas también las utilizan. Dos ejemplos son  Caja Madrid (1 en Islas Caimán y 2 en Holanda) y La Caixa (1 en Holanda y 1 en Hong Kong) que sin ser empresas cotizadas hasta el momento también tienen empresas en paraísos fiscales. Por supuesto, sin tener en cuenta  que estas dos cajas tienen importantes participaciones en varias de las empresas del IBEX con presencia en estos países. Otras cajas también las vienen utilizando en los últimos años. Por lo que esta estrategia irresponsable, socialmente y fiscalmente, no  está limitada únicamente a las empresas cotizadas, o de este índice de referencia, sino que se puede evidenciar que es una práctica extendida en la gran empresa internacionalizada, así como en el sector financiero.

Por otro lado es llamativo ver como empresas que se benefician sustancialmente de los recursos públicos, ya sea por la contratación pública, por la obra pública y la realización de infraestructuras, por el gasto en salud, por la prestación de otros servicios públicos, por uso de bienes públicos  como el agua, o por haber recibido fuerte ayuda financiera como a las financieras, después despliegan una estrategia fiscal con alta presencia en paraísos fiscales. Esta situación tan paradójica, podría conducir por reducción al absurdo  a  que las mismas empresas que tienen como ingresos muy relevantes las políticas públicas  de inversión y de gasto, sean las que por su cada vez menor aportación fiscal a los recursos públicos las pongan en peligro, poniendo en peligro a su vez su propia subsistencia. En definitiva,  por la información disponible, existe un riesgo evidente de que a través de las estrategias fiscales  de los países y de las empresas, se estén transfiriendo mediante las políticas y contrataciones públicas las rentas de los empleados, los autónomos, las PYMES, los jubilados o los estudiantes, colectivos con mayores cargas fiscales efectivas, a las grandes empresas y grandes corporaciones, con menores cargas fiscales  efectivas,

¿Se puede seguir consintiendo todo esto?. Si queremos crear empleo se debe de aumentar la demanda, rebajando los impuestos sobre las rentas del trabajo, las pensiones y de las PYMES, compensándolo equitativamente con el aumento de los impuestos sobre los beneficio del capital de las grandes empresas y las transacciones financieras. Y por supuesto, reclamar al gobierno de España la modificación de la actual política fiscal, con la que las empresas internacionalizadas salen muy beneficiadas, para que verdaderamente exista una mayor corresponsabilidad fiscal entre todos los españoles, y el estado se pueda dotar de los recursos públicos necesarios para desarrollo de políticas públicas eficaces en la garantía de los derechos y oportunidades de las personas.

Ver Informe anual “La Responsabilidad Social Corporativa en las Memorias Anuales de las Empresas del IBEX 35” del Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa

Etiquetado como: , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Top Clicks

  • Ninguna
A %d blogueros les gusta esto: