No somos culpables de la crisis económica y del paro

Contra el Pacto del Euro

A finales del pasado mes de marzo los jefes de Estado o Gobierno de los países de la zona euro más otros seis países europeos que no pertenecen a la zona euro firmaron un acuerdo con el que pretendían superar la cris económica y solventar el problema de la deuda de estos países europeos. Para ello establecieron una serie de compromisos y obligaciones comunes que los diferentes Gobiernos deberían de poner en práctica bajo la supervisión de la Comisión Europea.

Como objetivo principal se comprometieron a reducir la deuda mediante el incremento de la competitividad de las empresas de estos países para fomentar sus exportaciones en los mercados mundiales.

Para lograr este objetivo establecieron cuatro pilares básicos:

  • Impulsar la competitividad
  • Impulsar el empleo
  • Incrementar la sostenibilidad de las finanzas públicas
  • Reforzar la estabilidad financiera

Para impulsar la competitividad  proponen bajar los precios de los bienes y servicios  mediante la reducción de los costes laborales unitarios, es decir, bajar los salarios, reducir los costes sociales de las empresas y aumentar la productividad. Para ello proponen las siguientes líneas de actuación:

  • Revisión de los acuerdos de fijación de salarios, para frenar posibles subidas.
  • Vinculación de los salarios a la productividad y no a la inflación prevista, sin clausulas de revisión.
  • Descentralizar la negociación de los convenios colectivos entre empresas y trabajadores con el objetivo de que estos últimos tengan menos poder de negociación, y a su vez reducir el poder de negociación de los sindicatos.
  • Reducir los salarios de los empleados públicos para que estos sirvan de referencia a la baja a los trabajadores del sector privado.
  • Aumentar la productividad mediante: una mayor apertura de los sectores protegidos, la mejoría de los sistemas educativos, el fomento de la I+D+i y la mejora del entorno empresarial.

Para impulsar el empleo en Europa proponen reformar el mercado de trabajo modificando su regulación y estructura, a través de las siguientes medidas:

  • Fomentar la flexiseguridad.
  • Reducción del trabajo no declarado.
  • Aumentar la tasa de actividad.
  • Formación permanente.
  • Reducción de los costes laborales (anteriormente señalado).

Para incrementar la sostenibilidad de las finanzas públicas fijan la reducción de los déficits presupuestarios por debajo del 3%, para lo cual recomiendan las siguientes medidas:

  • Reformar el sistema de pensiones: ajustando la edad de jubilación efectiva a la esperanza de vida, la limitación de los planes de jubilación anticipada y el uso de incentivos específicos para emplear a trabajadores de más edad.
  • Reformar el sistema sanitario.
  • Reformar las prestaciones sociales.
  • Avanzar en los procesos de privatización de las empresas y servicios públicos.
  • Traducir en legislación nacional las normas presupuestarias de la UE establecidas en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento con objetivo de garantizar que posean un carácter vinculante y duradero suficientemente sólido. Además propone que se introduzcan en leyes marco o incluso en las propias constituciones.

Para reforzar la estabilidad financiera proponen las siguientes medidas:

  • Un programa de coordinación de la política tributaria.
  • Realizar periódicamente pruebas rigurosas de resistencia bancaria.
  • En el caso de España, avanzar en el proceso de privatización de las cajas de ahorro, una vez saneadas con dinero público.

Finalmente la problemática de la deuda pública queda al amparo del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), que tiene como objetivo “salvaguardar la estabilidad financiera de la zona euro” y que tendrá como función prestar asistencia financiera a los países que lo demanden. Esa asistencia la efectuará la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional en colaboración con el Banco Central Europeo y se afirma en el Pacto que dicha asistencia se realizará “bajo unas condiciones estrictas” y tendrá que estar dirigido a “conseguir y conservar la mayor calificación de solvencia de las principales agencias de calificación crediticia”.

La asistencia financiera se realizará en forma de préstamos y de forma excepcional con la compra de deuda en los mercados primarios, pero siempre “con arreglo a un programa de ajuste macroeconómico sujeto a condiciones estrictas”. Es decir, que el Pacto implica sujetar a Europa a la condicionalidad que siempre han usado esos organismos para imponer las políticas de ajuste neoliberal y cuyos resultados han sido nefastos en todos los países en donde se han aplicado.

Porque hay que ir contra el Pacto del Euro

Como se indica al principio, el principal objetivo del Pacto del Euro es el de reducir la deuda mediante el incremento de la competitividad de las empresas para fomentar sus exportaciones en los mercados mundiales. ¿Pero qué deuda?, la pública o la privada, o ambas. Teniendo en cuenta que la deuda privada supone un 90% y la deuda pública un 10%, según el Banco Internacional de Pagos (BIS), es fácil de adivinar qué tipo de deuda preocupa más a los tenedores de las deudas -los bancos alemanes, franceses e ingleses-, teniendo en cuenta que estos bancos fueron los más afectados por la crisis financiera internacional por su alta exposición en activos tóxicos, y que muchos de ellos tuvieron que ser rescatados por sus respectivos Gobiernos. De ahí el interés del cartel bancario europeo en que las grandes empresas multinacionales puedan incrementar sus beneficios. No hay que olvidar que muchas de estas grandes multinacionales realizaron en la última década grandes operaciones de compra venta de acciones y derechos entre sí y con otras empresas competidoras, mediante operaciones de crédito, al objeto de hacerse con nuevos mercados internacionales, siendo por tanto deudores con estos bancos.

La deuda pública es la escusa que pone el cartel bancario europeo para que los países deudores realicen las reformas necesarias que faciliten el mantenimiento o el incremento de los beneficios de las empresas multinacionales deudoras de los bancos europeos. Sin olvidar que los principales accionistas de estas empresas multinacionales son precisamente el cartel bancario europeo. Este y no otro, es el objetivo del Pacto del Euro. Y todo ello, a costa de rebajar el nivel de vida de los ciudadanos europeos, destruir el estado del bienestar, crear más paro y cercenar el futuro de muchos ciudadanos. Por ello, todos debemos rechazar el Pacto del Euro.

Información adicional:

Democracia Real Ya se ha desarrollado el siguiente documento en relación al Pacto del Euro, concretando los motivos de rechazo que suscita el mismo y articulando una serie de soluciones alternativas más ventajosas para la ciudadanía y que no han sido tenidas en cuenta por nuestros representantes políticos. Rogamos máxima difusión:
http://dl.dropbox.com/u/21440013/PROPUESTAS_RECHAZO_PACTO_EURO_DEFINITIVO_TOTAL.pdf

Documento-resumen del anterior: http://dl.dropbox.com/u/21440013/Resumen_Rechazo_Pacto_Euro.pdf

Etiquetado como: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: