No somos culpables de la crisis económica y del paro

La estructura económica de Alemania, el motor de Europa

La información que aquí se recoge sobre la estructura económica de Alemania, a la que se considera el motor o la locomotora de Europa, es de suma importancia para poder hacer una comparación posterior con la estructura económica de España. La información aquí expuesta, versa sobre los sectores productivos, la legislación laboral (contratos, salarios, jornada laboral, relaciones laborales, sindicatos, huelga y Seguridad Social) y el Sistema Fiscal de Alemania.

Las informaciones sesgadas sobre la economía alemana que vierten muchos medios de comunicación y conductores de la opinión publicada, que no publica, poco tiene que ver con la realidad cuando se la quiere contrastar con España. Por ejemplo, se dice que los alemanes trabajan más horas y días que los españoles, posteriormente veremos que esto no es así. Lo que sí es cierto, que su estructura económica difiere sustancialmente de la española, de ahí su existo en remontar la crisis económica.

Alemania es la cuarta economía mas importante del mundo después de Estados Unidos, Japón y China. Es el segundo mayor exportador mundial después de China y el segundo país con mayor superávit comercial. Asimismo, es el país europeo que ejerce de motor económico del resto de los países de la Unión Europea.

Su producto interior bruto nominal (PIB) es de 3.673.000 millones de dólares (2008), y su PIB per cápita es de 44.729 dólares (2008). El PIB por sectores, es en Agricultura el 0,9%, en la Industria el 27,1% y en el sector Servicios el 67,5%.

La inflación (IPC) en octubre de 2010 fue del 1,3%. La población bajo el índice de pobreza es del 11%. Siendo el coeficiente de Gini 27 (2006).

La fuerza laboral es de 43,5 millones de personas (2009) y el desempleo es del 6,7% (2010).

Exportaron por un valor de 1.146.000 millones de dólares, siendo los principales productos exportados, la maquinaria, vehículos de motor, productos químicos, metales, manufacturas, textiles y productos de alimentación. Los países a los que exportan son, Francia (10,2%), EE.UU (6,7%), Países Bajos (6,7%), Reino Unido (6,6%), Italia (6,3%), Austria (6%), China (4,5%), Suiza (4,4%).

Realizaron importaciones por un valor de 1.020.000 millones de dólares, siendo el origen de sus importaciones, Países Bajos (8,5%), China 8,2%), Francia (8,2%), EE.UU (5,9%), Italia (5,9%), Reino Unido (4,9%), Bélgica (4,3%), Austria (4,3%), Suiza (4,2%).

La deuda externa privada es de 5.208 millones de dólares, y su deuda pública es del 77,2% del PIB (2009).

Sectores productivos

Agrícolas y de consumo

El sector primario alemán -agricultura, ganadería y pesca- ocupa a unas 860.000 personas, aproximadamente un 2% de la población ocupada y genera alrededor del 1% del PIB. La superficie agrícola útil es de 17 millones de hectáreas.

La producción nacional sirve para cubrir aproximadamente el 80% de las necesidades de consumo domestico, siendo cubierto el resto  con importaciones. El grado de cobertura exterior es solamente el 30%, i.e, las exportaciones agrícolas valen algo menos que un tercio de las importaciones.

Con la reforma de la PAC las ayudas recibidas por la agricultura alamana se situaron en los 5.756 millones de € en 2008, con lo que la agricultura alemana es la 2ª receptora de fondos comunitarios, detrás de la francesa y por delante de la española.

Industriales y de servicios

El sector industrial, la minería, la construcción y el suministro de agua y energía se agrupan en las estadísticas alemanas bajo el nombre de Sector productivo (Produzierendes Gewerbe).

La industria emplea a unos 8.000.000 de personas, aproximadamente el 20% del total. Las características fundamentales son la elevada productividad y la fuerte orientación hacia los mercados exteriores.

El aumento de la productividad ha ido asociado a una importante reducción del empleo. Por este motivo la participación total del sector en el PIB ha descendido de un 27% en 1991 al 26% en 2008.

El 90% de las empresas son pymes, generando el 42% de la facturación industrial total y dan empleo al 43% de la población ocupada en el sector.

Las principales ramas de actividad son la más clásicas como el automóvil, el sector químico, la maquinaria, la electrónica y la electrotecnia. En las tres primeras al menos dos tercios de la facturación proceden de la exportación. Entre otros sectores en ascenso destaca la biotecnología y el equipamiento de medio ambiente.

El mayor gasto en I+D+i se produce en el sector del automóvil, la maquinaria e industria química, y también en los que en la balanza comercial arrojan un superávit más elevado.

La minería alemana está especializada en el carbón, mayormente localizada en la cuenta del Ruhr. El sector está sumido en una larga crisis, debido al alto coste de extracción, en comparación con el carbón de importación, de modo que la única opción es reducir producción y empleo.

Se está fomentando el empleo de las energías renovables mediante la imposición de remuneraciones mínimas, al tiempo que se subvenciona la investigación en estas energías.

La construcción en Alemania es un sector dual; existen una multitud de pequeñas empresas, con facturación inferior a 1.000 millones de euros y sólo tres grandes empresas, de facturación superior a 3.000 millones de euros, que son Hochtief, Bilfinger Berger y Strabag. La empresa más importante con cierta diferencia sobre las demás es Hochtief (a principios de 2007 el 25% de Hochtief fue adquirido por la empresa española ACS). Las grandes empresas tienden a concentrase en el sector de la gran obra pública donde dominan el mercado, y las empresas medianas o pequeñas están mas presentes en la construcción residencial, industrial o comercial.

La modificación estructural más importante de la economía alemana en las ultimas décadas ha sido el descenso en la participación del PIB del sector primario y el sector productivo frente al aumento del sector servicios. Así en 1970 el sector productivo y el de servicios tenían aproximadamente el mismo peso en el PIB, un 48%, y el sector primario un 4%. En el año 2008 el sector servicios -sin contar la construcción- contabilizaba el 69% del PIB, mientras que el sector productivo y el primario aportan solo el 26% y el 1% respectivamente.

Dicho aumento ha tenido lugar principalmente por el aumento del empleo y recursos en el sector, mientras que en cambio el aumento de la productividad ha sido siempre inferior al del sector productivo. Durante 2008, los servicios dieron empleo al 72,5% de la población ocupada, correspondiente con unos 29,5 millones de personas, frente al 20% del sector productivo.

Por subsectores la evolución ha sido diferente. El subsector de servicios, financieros, el de alquileres y en general el de servicios a empresas ha aumentado considerablemente su participación dentro del total de los servicios. También se trata de los servicios más productivos, puesto que dando empleo al 23% de la población ocupada en el sector servicios, general el 42% del valor total generado por estos. Por el contrario se ha reducido la aportación relativa al PIB por parte del comercio, la hostelería, el transporte y las comunicaciones. La misma evolución se ha venido observando en cuanto a la creación de empleo.

El descenso en la aportación al PIB por el sector productivo y el correlativo ascenso en el segmento de los servicios a empresas lleva a la conclusión, de que ha habido un trasvase de empleo de aquél a éstos, originando por el aumento de la subcontratación o outsourcing de terceros por parte de la industria.

Legislación Laboral

La crisis económica ha ocasionado el empleo generalizado en el mercado de trabajo alemán del mecanismo conocido como Paro Parcial -Kurzarbeit-. Este mecanismo consiste en subvencionar la reducción de la carga de trabajo, sin una reducción correspondiente de plantilla por parte de la empresa. La empresa reduce el salario del trabajador a aproximadamente el 70% del salario normal y las cotizaciones sociales al 80%, siendo la diferencia cubierta parcialmente por el Estado.

Este instrumento puede ser solicitado por la empresa en los casos de una grave crisis, no relacionada con la situación particular de la empresa. Hasta ahora el plazo de duración máximo permitido de duración de esta medida era de 12 meses, pero el Gobierno lo amplió a 24 meses a principios de 2009, para reducirlo posteriormente a 18 meses a partir de enero de 2010. También desde 2009 el Estado asume el 50% de las cotizaciones sociales a cargo de la empresa.

Contratos

La norma básica sobre contratos de trabajo es el Código Civil (arts. 611 y ss.), que en principio concede una gran libertad a las partes. Sin embargo toda la normativa laboral posterior restringe esa libertad mediante prescripciones obligatorias de carácter protector para el trabajador. En todo caso, no hay en Alemania una norma general del tipo del Estatuto de los Trabajadores español.

Los principales aspectos de las relaciones laborales vienen determinados por los convenios colectivos, en un país con una tasa de sindicación relativamente alta y de afiliación empresarial a organizaciones patronales. Sin embargo la vigencia de los convenios colectivos se ha visto erosionada en los últimos años, debido al uso cada vez más generalizado de “clausulas de apertura”, que permiten desviarse del convenio colectivo. Esto ocurre especialmente a nivel de centro de trabajo en aquellos ramos donde la competencia es intensa. A consecuencia o tal vez como causa de ello ha descendido la afiliación sindical y empresarial.

Tradicionalmente los contratos de trabajo han sido de carácter indefinido, con un periodo de prueba de tres a seis meses. Una modalidad muy común y característica de Alemania es la del contrato de aprendizaje o formación, en el que tradicionalmente se ha visto uno de los fundamentos de la cohesión social y de la alta productividad de la economía alemana.

El contrato a tiempo parcial ha sido muy utilizado generalmente, no así la figura del contrato temporal. No obstante dicha situación varió a partir del año 2002, cuando una reforma laboral implantó las llamadas PSA (Personal Service Agenturen), cuya función es de la de ejercer de empresas de trabajo temporal para los parados. Se considera que actualmente un millón de personas aproximadamente trabajan bajo esta fórmula.

Igualmente en los últimos años ha habido una importante proliferación de modalidades contractuales, especialmente en el sector de salarios bajos, para las que se han relajado notablemente las obligaciones sociales y laborales. Destaca el llamado Minijob, empleo con una remuneración inferior a 400 euros mensuales, en el que el trabajador está libre de cotizar a la seguridad social, mientras que el empleador tiene que cotizar unos importes globales. Una variante del Minijob es el contrato con un plazo máximo de dos meses de duración, que está exento de cotizaciones sociales para empleado y empleador pero que está sujeto a tributación por el impuesto sobre la renta.

También se han implantado los empleos de 1 euro: actividades remuneradas a un euro la hora, desempeñadas por personas que están percibiendo ayuda social. Generalmente se trata de actividades en instituciones públicas o sin ánimo de lucro.

Dentro de la contratación regular el despido no es libre. Además de la clausula general de preaviso, la Ley de protección contra el despido improcedente impone una serie de condiciones, especialmente la que llama “justificación social”. Si no la hay, el despido resulta legalmente improcedente, lo que obliga al empresario al pago de una indemnización fijada por el Tribunal de Trabajo. No obstante la clausula de protección no rige para empresas de menos de diez trabajadores, lo que excluye a gran parte de las empresas.

Salarios, jornada laboral

Los salarios más altos en Alemania se encuentran en el sector industrial como el automóvil, el sector químico y farmacéutico, la maquinaria, la electrónica y la electrotecnia, así como en el sector servicios como la banca y la medicina, cuyos empleados perciben entre 40.000 y 45.000 euros brutos anuales. En segundo lugar se encuentran los sectores ligados a los medios de comunicación, construcción, turismo y tecnologías de la información, cuyos empleados perciben unos 35.000 euros anuales. Estos salarios se incrementan según la experiencia del empleado.

El promedio del salario mínimo que se percibe en Alemania es de unos 1.150 euros brutos al mes.

Los salarios varían según el tamaño de la empresa, el sector y la zona geográfica.

El tiempo de trabajo en la industria y en el comercio oscila entre las 37 y las 40 horas semanales, y las vacaciones entre 25 y 30 días laborales al año, a los que hay que añadir de 11 a 14 días festivos según Estados Federados. En caso de enfermedad, el empresario debe abonar el salario durante las seis semanas siguientes al inicio de la baja.

Alemania es actualmente uno de los países con menor número de horas trabajadas al año (una media de 1.580), mayor numero de días de vacaciones (29 días laborales) y mayor absentismo (en torno a 20 días por trabajador y año). Los factores explicativos son el generoso sistema de prestaciones sociales, que entre otras cosas incentiva la jubilación anticipada y la tardía incorporación de los jóvenes al mercado de trabajo.

Relaciones laborales, sindicatos, huelga

Un rasgo característico del sistema de relaciones laborales alemán es la fuerte implantación de los órganos de representación y defensa de los intereses de los trabajadores en la empresa (comité de empresa o consejo de personal) y la participación de los trabajadores en la toma de decisiones de la misma, a través de los diferentes esquemas de cogestión. En este último punto, deben destacarse las Leyes de 1.951 y 1956, sobre la cogestión en la industria del carbón y del acero, y la Ley de 1.976.

Esta última regula la cogestión en las grandes sociedades de capital sobre cuyo órgano máximo de decisión, el Consejo de Administración (Vorstand) se encuentra un Consejo de Supervisión (Aufsichtsrat), que debe estar compuesto paritariamente por representantes de la propiedad y de los trabajadores y presidido por personas de prestigio empresarial. Así, por ejemplo, se da la circunstancia de que el Presidente del Consejo de Administración de Siemens puede ser Presidente del Consejo de Supervisión de VW. Además, solo las empresas con forma de AG (S.A. sociedad anónima) o las GmbH (de responsabilidad limitada) cuando superan los 500 trabajadores están obligadas a tener Consejo de Supervisión.

Seguridad social

Las cotizaciones sociales se componen del Seguro Sanitario (aproximadamente 14%), el Seguro de desempleo (2,8%), el Seguro de jubilación (19,9%) el Seguro de Asistencia social (1,95%), que contabilizan en total el 38,7% del salario bruto y que son asumidos al 50% por trabajador y empresario. Adicionalmente el empresario paga íntegramente las cotizaciones al Seguro de accidentes, mientras que el trabajador cotiza en solitario al Seguro de Baja por Enfermedad (0,9% del salario bruto) y a la Asistencia Social para huérfanos (0,25%).

El Seguro de jubilación estaba en el 21,3% y desde 1998 se ha reducido al 19,9%, financiándose la diferencia mediante los ingresos del “impuesto ecológico”, esto es, el incremento de impuestos sobre carburantes y electricidad.

Sistema Fiscal

La competencia legislativa en materia de impuestos corresponde casi exclusivamente a la Federación, a excepción de algunos tributos especiales o de la determinación de los tipos de algún impuesto. Sin embargo, cuando los Lander participan de los rendimientos de un impuesto su modificación requiere la aprobación del Bundesrat.

El Land puede legislar en estos impuestos: impuestos sobre bebidas, sobre perros, sobre caza y pesca o en el impuesto por pertenencia a una confesión religiosa.

En el caso del Impuesto Industrial (Gewerbesteuer) legisla la Federación, pero el municipio tiene libertad para determinar los coeficientes multiplicadores del tipo general.

La recaudación, en cambio, corresponde a las Oficinas de Finanzas de los Estados federados y solo en pocos supuestos a las Oficinas federales (tributos sobre el comercio exterior, IVA e impuestos especiales).

El nuevo Gobierno CDU/FDP, surgido en 2009, pretendía reformar en profundidad el impuesto sobre la renta, reduciendo el número de tramos y la carga fiscal, pero dicho proyecto ha quedado aplazado indefinidamente, puesto que al final se ha querido dar prioridad a la consolidación presupuestaria.

Sistema impositivo

Por último, la asignación de los impuestos recaudados varía mucho según tributos. Los ingresos de los principales impuestos son compartidos casi al 50% por Land y Federación, con un pequeño porcentaje para los Ayuntamientos.

Impuestos de Sociedades

Körperschaftssteuer. Desde enero de 2008 el tipo impositivo está fijado en el 15%, tanto para beneficios distribuidos como para los destinados a reservas. A este tipo hay que añadir un recargo de solidaridad equivalente al 1,5% sobre la cuota.

Adicionalmente, hay que añadir la tributación por el Impuesto Industrial (Gewerbesteuer). Se trata de un  impuesto municipal cuya base imponible es muy similar a la del impuesto de sociedades, sujeta a varios ajustes. Los ayuntamientos tienen cierto margen para fijar recargos, por lo que el tipo total puede oscilar entre ayuntamientos. En promedio se estima que el tipo aplicado en Alemania es del 13%.

En suma los beneficios empresariales quedarían gravados a un tipo de promedio del 29% (15% impuesto de sociedades, 1,5% recargo industrial, 13% impuesto industrial).

Los rendimientos correspondientes al impuesto de sociedades están atribuidos a la Federación (50%) y a los Lander (50%) y suponen un 5% de los ingresos impositivos totales.

Renta de las personas físicas

Einkommensteuer, análogo al IRPF español. Grava los ingresos de las personas físicas de todas las fuentes de renta (trabajo, capital, actividad por cuenta propia). Es de carácter progresivo para los ingresos que superan un mínimo vital de 8.004 euros anuales para un contribuyente soltero -y el importe doble para casados-. Este mínimo es el resultado del aumento aplicado a principios de 2009, como medida contra la crisis.

El tipo marginal mínimo, que en 1998 era del 25,9% se redujo de forma gradual hasta el 15% en 2005. A principios de 2009, como medida contra la crisis, se ha vuelto a rebajar hasta el 14%. El tipo marginal máximo (53% en 1998) se redujo al 42% para los solteros en el año 2005, (para los casados tanto el mínimo exento como la renta a la que se alcanza determinado tipo marginal son el doble de los de un contribuyente soltero). Existen retenciones a cuenta en la fuente de ingresos por trabajo dependiente y para rendimientos del capital. Hoy por hoy no hay mecanismos automáticos para la corrección de la progresividad en frio.

En enero de 2009 entró en vigor una reforma para los rendimientos del capital. Desde entonces dichos rendimientos tributan a un tipo único del 25% en vez de hacerlo al tipo general de la renta. Los sujetos pasivos con un tipo general aplicable inferior al 25% podrán reclamar la devolución correspondiente.

Los ingresos del impuestos sobre la renta se reparten entre la Federación (42,5%), los Lander (42,5%) y los ayuntamientos (15%).

IVA

Mehrwehrsteuer o Umsatzsteuer. Su tipo normal a partir del 1 de enero de 2007 pasó del 16% al 19%. No existe un tipo elevado, pero si uno reducido del 7%, aplicable a productos alimenticios, transporte de personas de corta distancia, libros y publicaciones periódicas y objetos de arte. Desde enero de 2010 el IVA reducido se aplica también a las pernoctaciones hoteleras.

Los rendimientos del impuesto a partir de 1998 corresponden el 2,2% a las ciudades y el resto se reparte entre la Federación (50,5%) y los Lander (49,5%). Con cargo a los ingresos de la Federación se transfiere a la UE su participación en la recaudación del IVA.

Otros impuestos

Recargo de solidaridad (Solidaritätszuschlang)

Desde 1991 y para financiar los costes de la incorporación de la antigua RDA, la cuota de los impuestos de la renta de las personas físicas y de sociedades se recarga con este tributo. Inicialmente fue del 7,5% y actualmente está en el 5,5%. Los ingresos corresponden en exclusiva a la Federación.

Impuesto Industrial (Gewerbesteuer)

Se trata de un impuesto municipal cuya base imponible está constituida por el beneficio fiscal (Gewerbeertrag) -al que después se le restan y suman determinados conceptos-. A dicho beneficio se le aplica un tipo del 3,5% y a la cuota resultante se la grava con un multiplicador fijo, que varía entre 2 y 4,9, a elegir libremente por cada municipio. El importe satisfecho es deducible de la base imponible del impuesto de sociedades.

La contribución de este ingreso tributario al total es del orden del 1%. Los rendimientos del impuesto corresponden a los municipios. Se estima que en promedio este impuesto constituye una carga equivalente al 13% del beneficio.

Impuesto sobre el Patrimonio (Vermögensteuer)

En 1995 el Tribunal Constitucional (Bundesverfassungsgericht) decidió que la regulación del impuesto sobre el patrimonio era inconstitucional por su metodología. Pero en vez de derogar o modificar la Ley, el Gobierno prefirió renunciar a seguir cobrando el impuesto, situación que se ha prolongado hasta el presente.

Impuestos sobre Sucesiones (Erbschaftsteuer)

Se trata de un impuesto progresivo (con tipos que varían del 7% al 50%). Se grava más a los parientes lejanos que a los cercanos. Recientemente ha entrado en vigor una reforma de este impuesto: las principales novedades son un aumento de los mínimos exentos para parientes en línea directa, una valoración más rigurosa de los activos y la exención del impuesto para los herederos de las empresas familiares, que prosigan la actividad económica durante al menos diez años.

Otros Impuestos

La Federación tiene atribuidos en exclusiva los rendimientos de los impuestos especiales (seguros, hidrocarburos, alcoholes y tabaco).

Los Lander tienen atribuidos en exclusiva, entre otros, los impuestos sobre vehículos automóviles, patrimonio (hasta su supresión), sucesiones y el impuesto sobre la cerveza. El conjunto de los impuestos específicos de los Lander equivalen al 4% de la recaudación.

Fuente: Oficina Económica y Comercial de España en Berlín.

Información sobre países: Ministerio de Industria, Turismo y Comercio – Secretaria de Estado de Comercio Exterior.

Etiquetado como: , , , , , , , , , ,

1 Respuesta »

  1. Felicidades por el artículo. Muy objetivo y bien estructurado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Top Clicks

  • Ninguna
A %d blogueros les gusta esto: