No somos culpables de la crisis económica y del paro

¿Es necesaria la huelga general del día 29 de marzo?

Todavía hay trabajadores quienes se preguntan si es necesaria la huelga general en contra de la reforma laboral y de los recortes sociales; si servirá para algo; si es el momento oportuno, debido a la situación de crisis económica por la que atraviesa España. En el fondo, lo que subyace es un temor a las represalias del empresario o del patrono; a perder el empleo; a perder el salario de un día. Pero también a la comodidad de que sean otros los que nos saquen las castañas del fuego Pero, si hay algo claro, es que todos estamos en contra de la reforma laboral y de los recortes sociales.

Por ello, si se está en contra de la reforma laboral y de los recortes sociales algo hay que hacer para revertir la situación. Y no queda otra solución que mostrar nuestra contundente indignación con el Gobierno y con los dirigentes empresariales de la CEOE secundando la huelga general del próximo día 29.

Esta huelga general es necesaria y está más que justificada, quizás más que ninguna otra, ya que con esta reforma laboral se ha procedido al mayor ataque que ha sufrido la clase trabajadora en el periodo democrático, que nos retrotrae a los albores de principios del siglo XIX.

Todas las huelgas generales habidas a lo largo de la historia han servido, con mayor o menor acierto, para conquistar derechos sociales y mejorar las condiciones de trabajo de la clase trabajadora ante los gobiernos, patronos y empresarios; o para defenderse ante los recortes sociales impuestos unilateralmente por los gobiernos.

El derecho a la huelga está reconocido por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que la considera  fundamental y legitima como medio para la promoción y defensa de los intereses económicos y sociales de los trabajadores. La Constitución Española recoge el derecho a la huelga. Los partidos políticos socialdemócratas europeos contribuyeron en el siglo XX a que la huelga laboral dejara de estar severamente penada, siendo entonces cuando el derecho a la huelga fue reconocido internacionalmente como derecho esencial de los trabajadores así como de la libertad sindical.

Como es obvio, las huelgas fracasan si no son secundadas masivamente por los trabajadores. El fracaso de una huelga supone dar motivos a los gobiernos, patronos y empresarios para que estos procedan con más ahínco en los recortes económicos y sociales a los trabajadores, y en la pérdida o rebaja de sus derechos, escudándose en el apoyo que han obtenido de los trabajadores que no secundaron la huelga.

Seamos conscientes de que las huelgas no las ganan ni las pierden las organizaciones sindicales, las ganan o las pierden el conjunto de los trabajadores. Las organizaciones sindicales no son entes abstractos; están compuestas de miles de trabajadores y trabajadores que se asocian en sindicatos en defensa de sus intereses. Otra cosa es que haya habido algunos dirigentes sindicales que no hayan cumplido bien con su papel en defensa de los interés de sus afiliados y del conjunto de los trabajadores; pero ello no es suficiente motivo para excusarse en no secundar la huelga general; quien así piensa, mal favor se hace así mismo en defensa de sus intereses como trabajador.

Por ello, sirvan estas explicaciones para secundar masivamente la huelga general del próximo día 29 de marzo, para:

Los que se sienten coaccionados. Los patronos y empresarios, a lo largo de la historia, siempre han coaccionado con amenazas a los trabajadores a través de los mandos intermedios o de los trabajadores “pelotas” que no ven más allá de su sumisión al patrono o empresario, sin querer darse cuenta que a ellos también les afecta; solo se dan cuenta cuando ya es tarde y los tratan como a los demás.

Los que tienen temor a ser despedidos. Hay que tener en cuenta que con esta reforma laboral puedes ser igualmente despedido o reducir las condiciones de trabajo y los salarios sin la  intervención de la autoridad laboral.

Los que no quieren perder un día de salario. La pérdida del salario de un día no es nada comparado con lo que se puede perder con la reforma laboral y con lo que se está perdiendo ya con los recortes sociales.

Los que leen, ven o escuchan lo que se argumenta en los medios de comunicación. La reforma laboral creará empleo. Esto no es verdad, es una verdad a medias y distorsionada; la reforma laboral tiene como objetivo despedir a los trabajadores fijos con mucha o poca antigüedad, al objeto de sustituirlos por otros trabajadores jóvenes con menor salario cuando la actividad económica se recupere (de ahí que el Gobierno y los empresarios digan que ahora no se creara empleo, pero que con esta reforma laboral se creara empleo en el futuro). La huelga general perjudica a la economía española; es verdad, pero en un grado ínfimo comparado con el perjuicio que han hecho a España los especuladores, usureros, defraudadores fiscales y banqueros a costa de los sufridos ciudadanos españoles, que estamos sufriendo esta crisis de la cual no somos culpables.

Para los que tienen argumentos para no secundar la huelga. Leer el argumentarlo esquirol elaborado por la Asamblea IES Arturo Soria de Madrid (es un grupo de profesores, madres, padres y alumnos del Instituto).

Si aun no estás convencido o convencida para secundar la huelga general por desconocer lo que supone la reforma laboral, entérate a través de este PowerPoint elaborado por Attac en Aragón.

Si aun crees que todavía no estás suficientemente convencido  o convencida, entérate de como Rosell (el risitas), presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), desprecia la huelga general y pide revisar el derecho de huelga. Y como el Gobierno está “dispuesto a analizar lo que en este punto se diga” durante la tramitación parlamentaria de la reforma laboral. Además, el Gobierno siente amenazada la seguridad del Estado en las manifestaciones, por ello va a endurecer las penas por desobediencia y resistencia a la autoridad en estos eventos. Según los ministros de Interior y Justicia el violento comportamiento de los manifestantes en Valencia, donde los policías sufrieron vejaciones e insultos, les ha llevado a tomar tal decisión.

Hay motivos más que suficientes para secundar la huelga general el próximo día 29 de marzo de 2012. ¡¡No te lo pienses, reacciona y actúa!!

Etiquetado como: , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Top Clicks

  • Ninguna
A %d blogueros les gusta esto: