No somos culpables de la crisis económica y del paro

La patronal de la salud privada presiona al Gobierno para que desgrave en el IRPF un 15% el gasto del seguro de salud privado

Quieren desgravar el seguro de salud privado

Quieren desgravar el seguro de salud privado

La crisis económica está haciendo que las compañías aseguradoras vendan menos pólizas de seguros de salud privado. Por ello, desde el pasado mes de febrero, el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad, Fundación IDIS [1], grupo de presión o think tank (como gusta que les llamen), integrado por entidades de la salud privada, compañías aseguradoras y organizaciones médicas y sanitarias, están llevando a cabo una campaña de recogida de firmas entre sus clientes para presionar al Gobierno para que acceda a desgravar en la declaración de la renta (IRPF) un 15% de los gastos que el contribuyente destine al pago de una póliza de seguro de salud privado. Este grupo de presión está siendo clave para el proceso de privatización de la gestión en el sistema de salud de Cataluña. Según la Fundación IDIS, la desgravación fiscal es un derecho del usuario de la salud privada, alegando que contribuye a la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud, al descongestionar el sistema, además de reconocer el esfuerzo que realizan las personas que tienen un doble aseguramiento, público y privado, y serviría para reducir la presión asistencial y mejorar la situación financiera del Sistema Nacional de Salud, y a su vez crear empleo en la salud privada.

Estas argumentaciones de la Fundación IDIS, se caen por su propio peso, en primer lugar, si se desgravasen los gastos de un seguro de salud privado, de igual manera abría que desgravar otros tipos de gastos. ¿Por qué no desgravar los gastos de los tratamientos odontológicos, de logopeda, de psiquiatría, de terapeuta, de masajista, de gimnasio, de medicamentos sin receta…?.  Quienes quieran un seguro de salud privado u otro tipo de tratamientos en el ámbito de las profesiones liberales, que se lo pague de su bolsillo, ¿no es eso lo que dice el Partido Popular?.

Los que tienen un seguro de salud privado también tienen el sistema de salud público a su disposición, por ser universal y gratuito, al ser financiado con los impuestos que pagamos todos los ciudadanos. En segundo lugar, muchos de los usuarios de la salud privada también hacen uso de la salud pública, ya se sabe, dos opiniones médicas son mejor que una; otros prefieren solo la salud privada por comodidad y confort, porque te atienden antes, porque las pruebas médicas se realizan con rapidez (es evidente, la salud pública está más saturada que la privada, ¿qué pasaría si se incrementara el número de usuarios en la salud privada?, pues que las listas de espera existirían igual que en la pública); pero eso sí, cuando hay una urgencia grave, la inmensa mayoría acude al sistema de salud público, por algo será; y los que acuden a la salud privada por una urgencia grave suelen llevarse luego una gran decepción o una merma en sus bolsillos (Según Antonio Jiménez, de Axa, existen aseguradoras que “están ofreciendo contratos con días limitados, por ejemplo, de unidad de cuidados intensivos (UCI) y cuando se superan derivan al paciente a un centro público antes de que termine su recuperación” , advierte, Antonio Jiménez, “En salud, la letra pequeña aparece cuando estás en el hospital”).

Como vemos, la salud privada no contribuye a la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud, ni lo descongestiona en gran medida, ni produce un gran ahorro, y si se crea empleo, es mínimo y es a costa del desempleo que se produce en el Sistema Nacional de Salud. De esto último en Cataluña saben bastante.

Los que tienen o quieran tener un seguro de salud privado están en su derecho, pero de ahí a que se les desgraven los gastos del seguro en los impuestos (IRPF), va un trecho.

España y los españoles no estamos para estos dispendios. Bastante tenemos con la amnistía fiscal a los defraudadores.

[1] Fundación IDIS: patrocinada por: Boston Scientific, GE Healthcare España, Johnson&Johnson, Medtronic, Philips, Sanofi y Zeltia; siendo sus patronos las entidades de la salud privada y compañías aseguradoras: Aces, Adeslas, Asisa, Axa, Capio Sanidad, Caser, DKV, Eresa, Hospital de Madrid, Hospitales Nisa, Hospiten, Mapfre, Grupo Hospitalario Quirón, Grupo Recoletas, Sanitas, USP Hospitales, IMQ y Grupo Innova Ocular; además de sus asociados: Asefa, Abacid, Esteve Teijin Healthcare, Health Time, Ginefiv, Clínica Santa Elena, Allance Medical, Grupo Imo, Hospital Perpetuo Socorro, Clínica San Roque, Clínica La Luz, Hospital Modelo, Clínica Rotger y Policlínico Rosaleda; teniendo como colaboradores a: Becton Dickinson, Grupo Cofares, Dragüer, Elekta, Kantar Health y Willis Iberia; y como patronos de libre designación a: Colegios Oficiales de Farmacéuticos, Consejo de Colegios de Enfermería, Facme, Farmaindustria, Fenin y la Organización Médica Colegial OMC.

Etiquetado como: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Top Clicks

  • Ninguna
A %d blogueros les gusta esto: