No somos culpables de la crisis económica y del paro

La aplicación de la doctrina del shock en España en los viernes negros de Rajoy

Consecuencias de los viernes negros de Rajoy

Consecuencias de los viernes negros de Rajoy

España no es ajena a la aplicación de la doctrina del shock desde que el Partido Popular llego al Gobierno con Mariano Rajoy de presidente. El nombramiento de Luis de Guindos como Ministro de Economía y Competitividad no es una casualidad, podía haber sido otro, pero no fue así; tenía que tener un perfil que no desagradase a los mercados financieros y económicos y que fuera capaz de llevar a cabo las desregulaciones, reformas, liberalizaciones y privatizaciones demandadas por los grupos multinacionales y sectores empresariales ultraliberales; y quien mejor que el hombre que había estado en Lehman Brothers hasta su quiebra y bancarrota en el 2008, y que posteriormente fue responsable de de la división financiera de PricewaterhouseCoopers, la compañía más importante del mundo en servicios profesionales de auditoría, consultoría de negocio y financiera, y de asesoramiento legal y fiscal. El Sr. Luis de Guindos, fiel seguidor del pensamiento económico de Milton Friedman (monetarismo y shock económico), es el hombre ultraliberal designado por el presidente Rajoy para que reforme las estructuras de la economía y de las finanzas españolas, además de realizar las privatizaciones de los sectores y servicios públicos españoles, incluidos los servicios básicos del “Estado del bienestar”: la Educación y la Salud pública.

Desde que estalló la crisis financiera en el 2007 y su traslación a la economía real, estamos padeciendo una crisis económica sin precedentes a la que la sociedad española no ve salida. El déficit y la deuda pública española se incrementa por muchas y muy variadas reformas y recortes presupuestarios que se hagan. Si antes de las elecciones generales del 20 de noviembre de 2011 la economía iba mal, ahora va peor. Las medidas de austeridad que está aplicando el Gobierno de Rajoy están contrayendo el mercado interno a niveles como nunca antes se había visto. El descenso de la demanda interior está arruinando a pequeños y medios empresarios, a comerciantes y autónomos, siendo todos ellos los que más empleo pueden crear, de ahí el constante incremento del desempleo. A las grandes empresas multinacionales, y a las empresas que dirigen su producción hacia la exportación, no les está afectando tanto la crisis, aunque buscan reducir los costes vía salarios y reducciones de plantillas para aumentar su competitividad. La fuerte contracción del mercado interno y el debilitamiento de las exportaciones ha supuesto que España técnicamente haya entrado en recesión, así lo confirma el Banco de España al constatar la caída del 0,4% del PIB entre los meses de enero y marzo. Esperándose que a finales de año la economía española retroceda entre un 1,7% y un 2%.

En España, han cerrado más de 177.300 empresas y comercios, las empresas de entre 3 y cinco trabajadores han disminuido un 13,7% y las que tienen entre seis y nueve trabajadores han disminuido un 17,8%; las empresas que tienen entre diez y veinticinco trabajadores han caído un 21,3%, entre las de veintiséis y cuarenta y nueve trabajadores lo han hecho en 23,5% y las que tienen entre cincuenta y doscientos cuarenta y nueve trabajadores se han reducido en un 14,9%; las empresas de más de quinientos trabajadores han soportado mejor la crisis. Según la última encuesta de población activa, el paro se ha situado en España en 5.639.500 parados, un 24,44%, la tasa más alta de Europa. El paro juvenil es del 51,1%, la tasa más alta de Europa. Uno de cada diez hogares tienen a todos sus integrantes en activo en paro, 1.728.400. Los ERE han aumentado un 54,8% durante enero y febrero, respecto a los dos primeros meses de 2011, el año pasado afectaron, en este periodo, a 39.128 trabajadores, en este periodo, con la reforma laboral, han sido 60.569. La pobreza no para de crecer en España: más de 11.500.000 personas están en riesgo de pobreza o de exclusión social. Más de 400.000 parados han dejado de buscar empleo. Más de 300.000 hipotecas se han ejecutado en España, perdiendo las familias sus hogares. Las enfermedades depresivas han aumentado en España desde la crisis, más de 4.000.000 de ciudadanos la padecen. También han crecido los suicidios en España desde que comenzó la crisis, entre los años 2007 y 2008 los suicidios crecieron un 8%. Ante este panorama tan desolador, los ciudadanos están confundidos, perplejos, asustados y hastiados, no ven salida a la crisis económica y no tienen perspectivas de futuro, fundamentalmente los jóvenes.

El Gobierno de Rajoy, se siente incapaz de dar respuestas a la crisis, pero se siente capaz de transformar la sociedad española infundiéndola temor para conseguir su objetivo neoliberal: reducir el Estado a su mínima expresión. Para ello, no duda a la hora de reformar leyes y recortar los gastos sociales, en aras a la sostenibilidad de las finanzas públicas y del estado del bienestar, hiendo mucho más lejos que su antecesor, el socialista Rodríguez Zapatero. Ya nos lo ha advertido, todos los viernes una nueva reforma en el Consejo de Ministros. “No hay otra alternativa”, nos dice, al igual que lo dijera Margaret Thatcher en el Reino Unido cuando aplicó “con mano de hierro” la desregulación y liberalización de su economía y privatizó los servicios públicos británicos, o cuando Ronald Reagan hizo lo mismo en Estados Unidos. Pero si “hay alternativas”, como las que nos exponen Vicenç Navarro, Juan Torres y Alberto Garzón, en su libro “Hay Alternativas“.

El presidente del Gobierno nos pide a la sociedad austeridad, comprensión y paciencia hasta que la aplicación de sus medidas surjan efecto a largo plazo. Poco le importa la cantidad de damnificados que está dejando en el camino con sus reformas estructurales que vacían o eliminan la protección social de los ciudadanos: reforma laboral, subida del IRPF, subida de tasas y precios públicos, subida de la electricidad y del gas, reformas en el sistema de salud y de la educación para conducirlas hacia la privatización.

Desde hace años se vienen realizando en España campañas de desprestigio de la gestión de lo público frente a las alabanzas de la gestión privada, con el sonsonete de lo caro que resulta la gestión pública frente al ahorro y la eficacia que supondría si se hiciera cargo de la gestión la iniciativa privada, todo ello, aderezado con la crítica y el desprestigio hacia los funcionarios públicos y al coste que supone mantener el exceso de funcionarios que tienen las Administraciones Públicas (rebatido por el catedrático Vicenç Navarro, en diferentes artículos). A ello, hay que añadir las campañas en las que propugnan la reforma de los servicios públicos básicos de la sociedad del bienestar, la educación y la salud, en las que argumentan que no todo es gratis y algo hay que pagar por estos servicios (como si no se pagaran con nuestros impuestos).  Todas estas campañas esta promovidas por movimientos de grupos de interés y de think tank que presionan y proponen a los gobiernos la privatización de los servicios públicos para su propio beneficio; además de intentar convencer a la sociedad a través de estudios e informes que son publicados y difundidos por los medios de comunicación social afines a sus intereses; además de los artículos de opinión y comentarios que vierten sin parar en los medios de comunicación social, articulistas, comentaristas y tertulianos al servicio de estos grupos de interés o de los propios think tank.

Esta constante critica y desprestigio del funcionamiento de los servicios públicos ha hecho mella en una parte importante de la sociedad que desorientada acepta la falacia de que estos servicios serían más eficaces y ahorradores si fuera la iniciativa privada quien los gestionase. Han conseguido el enfrentamiento dialectico de los ciudadanos: trabajadores del sector privado frente a funcionarios y empleados públicos; defensores de lo privado frente a lo público; detractores de los gastos sociales y de las inversiones públicas a las que consideran un derroche frente a los defensores del gasto publico social y de las inversiones públicas de interés general; de los que confunden el socialismo democrático con la socialización de la sociedad; de los que confunden la libertad de empresa con el liberalismo económico; de los que están a favor de las movilizaciones sociales frente a los que no lo están…

Para hacer frente a las movilizaciones de la sociedad y de los trabajadores en particular, el Gobierno de Rajoy, pretende recortar las libertades ciudadanas modificando las leyes que sean necesarias para impedir huelgas y manifestaciones en las calles de las ciudades españolas criminalizando al movimiento del 15M. En concreto, dictar leyes restrictivas con las que atemorizar y socavar la voluntad de los ciudadanos; y leyes que restrinjan el poder de los sindicatos y de los trabajadores. Con esta estrategia, el Gobierno de Rajoy pretende socavar la voluntad reivindicativa de los ciudadanos frente a sus reformas; vaciar sus mentes y retroalimentarlas para que los ciudadanos hagan todo tipo de concesiones en contra de su voluntad. Con ello, los ciudadanos han entrado en un estado de shock, que han quebrado “las fuentes que se resisten a cooperar”. A partir de ahí, el Gobierno de Rajoy y las Comunidades Autónomas gobernadas por el Partido Popular y CíU, han comenzado a privatizar rápidamente los sectores y los servicios públicos para poderlos vender al mejor postor, aunque este no sea español. Cuando los ciudadanos quieran recuperase del trauma, las privatizaciones ya serían permanentes.

Etiquetado como: , , , , , , , , , ,

Clasificado en:Economía y Finanzas, Política y Sociedad

1 Respuesta »

  1. austeridad gastarse 90.000 millones mas de loq ue ingresamos….menuda austeridad…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: