No somos culpables de la crisis económica y del paro

Los ciudadanos no queremos ser “intervenidos” por la Comunidad Europea y el FMI

Banco Central Europeo

Estamos viviendo momentos convulsos en los que un día sí, y otro también, nos despertamos con noticias económicas alarmantes que nos hacen temblar las piernas antes de ponerlas en el suelo. El desastre financiero de Bankia, la caída de la bolsa de valores, el aumento del déficit público (nos decían unas cifras y ahora nos dicen otras cifras aumentadas), el aumento de la prima de riesgo (hasta 540 puntos sobre el bono alemán), y para colmo, el incremento de la salida de capitales de España.

Las medidas de austeridad que nos están imponiendo el Gobierno de Rajoy y los próceres europeos desde Bruselas han traspasado la línea roja de la paciencia y del comportamiento social. Con una recesión económica como jamás se había visto en España, con una tasa de paro en continuo crecimiento (la más alta de Europa, y una de las más altas del mundo) no podemos consentir que la Comisión Europea nos imponga medidas adicionales a las ya recogidas en el programa de estabilidad de España por el mero hecho de que el Gobierno de España haya solicitado la ampliación en un año el cumplimiento del 3% del PIB. A cambio, la CE nos exige retrasar la edad de jubilación a los 67 años, reducir las prestaciones por desempleo, subir el IVA y crear una oficina presupuestaria independiente.

Pero el problema más grave es la deuda privada del sector inmobiliario y del sistema financiero, que puede hacer que el Gobierno de Rajoy caiga en la tentación de solicitar la intervención de la economía española por la Comisión Europea, el BCE, y el FMI, al igual que lo han hecho en Grecia, Irlanda, y Portugal. Algo que los ciudadanos no podemos consentir.

La crisis financiera de BFA-Bankia puede ser el detonante de la solicitud de intervención, que viene siendo requerida desde Europa y desde los mercados financieros, de ahí, que la prima de riesgo se haya disparado hasta los 540 puntos básicos. Bankia ha pasado de obtener un beneficio neto consolidado de 40,91 millones de euros en el mes de abril, ha presentar pérdidas de 2.979 millones de euros; mientras que el Grupo BFA ha admitido unas pérdidas de 3.318 millones de euros en 2001, que le han llevado a solicitar ayudas públicas del Estado por un importe de 19.000 millones de euros, a los que hay que sumar los más de 4.000 millones que ya tenía concedidos. Además, puede que no solo sea el Grupo BFA-Bankia el que solicite ayudas al Estado. Hay que tener en cuenta que la deuda de las seis empresas constructoras e inmobiliarias que cotizan en el IBEX-35 asciende a 44.865,5 millones de euros, con una variación media del 7,6% sobre el ejercicio anterior, doblando su capitalización conjunta en bolsa; y la mayoría de esta deuda la tienen contraída con la banca española. A su vez, la deuda contraída por el sector financiero con el exterior es de 716.442 millones de euros, un 40,36% sobre el total de la deuda externa española, a la que hay que añadir la deuda contraída con la autoridad monetaria cifrada en 175.360 millones de euros, un 9,87% sobre el total de la deuda externa. Por lo que el monto total de la deuda del sistema financiero asciende a 891.802 millones de euros, un 50,23% sobre el total de la deuda externa. Mientras que los activos inmobiliarios ligados al crédito promotor del conjunto del sistema financiero español asciende a 350.000 millones de euros (a 30 de junio de 2011), de los que 175.000 millones de euros se encuadran en la categoría de problemáticos (88.000 millones en suelo y promoción en curso y 87.000 millones de euros en promoción terminada y viviendas adjudicadas).

Todo ello conduce a que la confianza sobre el sistema financiero español este bajo mínimos, y a expensas de lo que dictaminen las compañías auditoras externas que ha contrato el Gobierno para evaluar nuestro sistema financiero de bancos y cajas de ahorros.

Un “rescate” financiero supondría la intervención de la troika (CE, BCE y FMI) que impondrían condiciones muy duras a la ya maltrecha economía española. Los que han provocado esta situación, son los que tienen que solucionarla, es decir el sistema financiero español.

BFA-Bankia tiene que ser rescatada por el propio sistema financiero, hipotecando todas las propiedades y activos, así como con la hipoteca de todas las propiedades y activos de todos los consejeros y altos directivos que la han llevado a la situación contable de perdidas. Trasladar la deuda privada a deuda pública es una indecencia que no se puede consentir.

Esta visto, que los gobiernos de los países europeos con dificultades fiscales y económicas; con altas tasas de paro y en permanente recesión, son títeres de la troika (CE, BCE y FMI) y de su director de orquesta, Alemania. Entones, ¿quienes nos gobiernan?. ¿Acaso hemos elegido los ciudadanos a estos políticos gestores de la Comisión Europea?. ¿A quienes representan?. Lo que está meridianamente claro es que están empujando, con sus decisiones, a que el Gobierno de Rajoy solicite el “rescate” de España.

Antes de que haya un “rescate” financiero con condiciones muy duras como las que ya hemos visto aplicar en Grecia, Irlanda y Portugal, es preferible salirse del Euro, aunque sepamos que también se pasaran penurias, pero antes saldremos de la crisis. No queremos que Alemania y sus satélites nos quieran implantar en el sur de Europa el “modelo chino de producción a bajo coste sin derechos sociales” para beneficio de sus economías, que al fin y al cabo, es lo que pretenden.

Apuntes sobre los rescates y la intervención económica de la CE en Grecia, Irlanda y Portugal

En abril de 2010, el gobierno griego se vio obligado a pedir a la Comisión Europea el rescate de su economía ante la imposibilidad de sostener su deuda pública. El rescate a la economía griega han supuesto unas ayudas de más de 110.000 millones de euros en el primer plan de rescate. El segundo plan de rescate ronda entre los 60.000 y los 120.000 millones de euros. Ambos rescates tienen el objetivo de reducir su déficit publico al 3% de su PIB en tres años, de acuerdo con el Pacto de Estabilidad de la U.E. Los sacrificios del pueblo griego han llegado al límite, y es previsible, según todas las encuestas, que en las elecciones del próximo día 17 de junio se alce con el poder el Partido de la Izquierda Radical, Syriza. [Crisis financiera en Grecia 2010-2012].

El rescate y la intervención económica de Irlanda se produjo en diciembre de 2010, con un duro plan de ajuste para reducir el déficit. Las ayudas que se destinaron a Irlanda fueron de 85.000 millones de euros, de los cuales España aporto 2.600 millones en avales. Irlanda tiene que reducir su déficit publico al 3% del PIB en 2015. El duro plan de ajuste supuso la reducción de la plantilla de funcionarios en un 7% sobre el total; la bajada de los salarios y de las pensiones; el aumento del IVA hasta el 23%;  el aumento de los impuestos sobre la renta; y la nacionalización de las principales entidades financieras, causantes de la crisis.

El tercer rescate que pidieron los países europeos, lo solicitó Portugal en abril de 2011. La Comisión Europea aprobó un rescate de 78.000 millones de euros en tres años al objeto de hacer frente a su cris de deuda pública; de los cuales, España aportó 3.247 millones de euros. Los sacrificios a los que está sometido el pueblo portugués son draconianos: reducción de salarios y de pensiones; eliminación de pagas extras; aumento de la jornada laboral; reducción de exenciones fiscales por vivienda, educación y sanidad; aumentos del IVA y privatizaciones del sector público.

Información sobre los rescates de Grecia, Irlanda y Portugal, en el informe mensual de septiembre de 2011 de “la Caixa”.

Etiquetado como: , , , , , , , , ,

2 comentarios »

  1. Ya basta de sinvergüenzas que se van de rositas con un montón de euros robados y la justicia no impide estas triopelías,, sin embargo me condena al Juez Baltasar Garzón, me absuelve a Camps, no actúa sobre la desvergüenza de darle a los sinvergüenzas con capitales evadidos la posibilidad de rescatar los dineros (que son de los demás), con una penalización irrisoria.Esto incita a todos los ciudadanos a guardar dinero negro en todas sus operaciones para evitarse el pago del iva, con todo el derecho del mundo. Esto es demencial.

  2. Hola J. M.,Me diste la dirección de tu blog el miércoles y no había tenido tiempo de entrar. Me ha impresionado. Muy técnico, con muchos datos que clarifican la situación y un análisis muy completo e inteligente que demuestra un gran conocimiento de la política económica. Voy a seguir tus comentarios e iré leyendo los antiguos. También intentaré hacer alguna aportación. Muchas gracias como ciudadano por tu esfuerzo en sacar a la luz la realidad de lo que está ocurriendo. Un abrazo. Ramón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Top Clicks

  • Ninguna
A %d blogueros les gusta esto: