No somos culpables de la crisis económica y del paro

La trágala que nos propone Juan Luis Cebrián, desde su tribuna de El País

Juan Luis Cebrián, Consejero Delegado del Grupo Prisa

Juan Luis Cebrián, Consejero Delegado del Grupo Prisa

En la tarde de ayer, domingo, mientras espero el recuento de votos en Grecia, leo con atención, en su tribuna dominical, el artículo de Juan Luis Cebrián, “Una libra de carne fresca“. Cual, si desde el pulpito nos sermoneara, nos dice lo que tenemos que hacer los españoles para salir de esta aguda crisis que estamos padeciendo. Nos hace un relato de las veces que España suspendió pagos y de la veces que entre 1557 y 1696, dejamos de honrar parte o la totalidad de la deuda, hasta 14 veces en total.

Nos dice, que España requiere un pacto nacional para afrontar una situación de emergencia. También echa a faltar en la clase política (Gobierno y oposición) una explicación suficiente y clara sobre la necesidad de salvar nuestro amenazado sistema financiero y como eso no está en contradicción con la austeridad general, sino que es la única manera de garantizar el funcionamiento de la economía. Eso, sí, comparte las demandas de transparencia y la exigencia de responsabilidades…

Nos recuerda el caso de Suecia, donde un socialdemócrata, Goran Persson, se enfrento a una situación parecida a la nuestra de hoy en el año 1990, y para superarla implantó una durísima política que incluía aumentos de impuestos y reducción de las pensiones y del subsidio de desempleo, amén de reformas en el sistema educativo y de salud. Lejos de querer desmantelar con ello el Estado de bienestar, en cuya defensa siempre se han distinguido los socialistas nórdicos, lo que pretendía y logró fue garantizar su futuro haciéndolo viable, a sabiendas de que tendría que imponer algunas renuncias dolorosas e impopulares”.  E ignora si los dirigentes del PSOE han acudido a los buenos oficios de su correligionario el señor Persson para tratar de mejorar su propia comprensión de la coyuntura. En realidad, según aclaró él mismo, lo difícil no es saber lo que hay que hacer, sino hacerlo. Y en efecto, subir el IVA, bajar el sueldo de los funcionarios, recortar el subsidio de paro y reducir pensiones son decisiones que no puede tomar en solitario un Gobierno, por mayoritario que sea, pero quizás no puede dejar de adoptarlas en circunstancias de extrema urgencia, aunque se encuentre en minoría. No nos hallamos ante una discusión ideológica, sino ante un problema de caja. Es obligación de la izquierda contribuir activamente a solucionarlo, no solo protestando por lo que se hace mal sino proponiendo alternativas concretas que resulten mejores. Por otra parte, una manera obvia de reducir los sufrimientos de los ciudadanos y acelerar la recuperación sería vender activos (desde los aeropuertos hasta las loterías), como en su día anunció el Gobierno de Rodríguez Zapatero, y fue tan incapaz como el actual a la hora de implementarlo.

Como vemos, Juan Luis Cebrián, propone las mismas recetas que la troika (CE, BCE y FMI), que no son otras que las ya aplicadas en otros países sudamericanos, con nefastos resultados; y que ahora se están aplicando en otros países europeos con los mismos nefastos resultados. Dice que no nos hallamos ante una discusión ideológica, sino ante un problema de caja. Evidentemente, es un problema de caja, pero las recetas que propone son completamente ideológicas; de la ideología neoliberal de la Escuela de Chicago de Milton Friedman: reducir el estado a su mínima expresión, liberalizar y privatizar los sectores y los servicios públicos y devaluar el “estado del bienestar”.  Además, pretende la colaboración del PSOE para llevar a buen puerto sus propuestas, poniendo como ejemplo a los socialdemócratas suecos. Pero lo que el señor Cebrián no dice, es que los suecos en el año 1990 no pertenecían a la unión monetaria (el euro), aunque sí a la Unión Europea, y por tanto podían devaluar su moneda. A día de hoy, los suecos siguen teniendo su propia moneda.

A mí, personalmente, no me extrañan en absoluto las propuestas del señor Cebrián, por algo pertenece al club Bilderberg y sabe cuáles son las recetas neoliberales que hay que aplicar, para como el dice, “ofrecer riqueza a los mercados”.

Pero, tampoco me extraña el posicionamiento ideológico de El País, al fin y al cabo, este medio de comunicación, perteneciente al Grupo Prisa, defiende claramente una ideología económica liberal, por más que algunos lo consideren progresista y cercano a las tesis del PSOE. Es al revés, es quien dirige las políticas socialistas hacia el sustrato liberal de la economía. De ahí, las políticas económicas liberales del PSOE de los últimos años. Baste recordar que, la Federación de Estudios Independientes, S.A. (FEDISA), fue promovida en el año 1975, aprovechando el Estatuto Jurídico del Derecho de Asociación Política, por un numeroso grupo de personajes de variadas procedencias, con aficiones políticas y esquemas aperturistas de centro (Areilza, Cabanillas, Calvo-Sotelo, Fraga…), que fueron los que impulsaron la creación de PRISA (Promotora de Informaciones, S.A.), desde luego, ninguno socialista.

Juan Luis Cebrián, desde su tribuna dominical, quiere que los ciudadanos nos traguemos sus recetas impopulares de austeridad y recortes, y para ello necesita mandar un mensaje a los dirigentes del PSOE para que comprendan mejor la coyuntura y se traguen las mismas, y para ello ponen como ejemplo al socialdemócrata sueco, Goran Persson, sin tener en cuenta que España no es Suecia en cuanto a la protección social de sus ciudadanos, ni de que Suecia no está en el euro. Pero por si cuela, trágala.

Etiquetado como: , , , , , , ,

2 comentarios »

  1. Ya no queda nadie, en los medios de incomunicación o desinformación o tergiversación, que diga las cosas con una relativa honestidad, sin intentar disfrazar el olor a pocilga para convertirlo en esencia. Desde Intereconomía hasta el último proyecto televisivo sólo nos queda la sexta que pronto va a ser asumida por dirigentes bastante derechizados. Qué ruina de país con sus perros de la raza doberman atados con cuerda larga para ir mordiendo a los pocos que ponemos algo para que España alimente a alimañas de los peores sentimientos. Estaríamos mejor con Alí-Baba y los cuarenta ladrones. Por lo menos sólo serían cuarenta y uno y no miles como los que pastan en suelo patrio. Estamos hartos de sanguijuelas y parásitos chupadores. Para qué tantos parlamentos y concejos de chupópteros que no hacen otra cosa que viajar de lujo, comer al estilo Pantagruel, joder al estilo Valentino (pero pagando con dinero público), dormitar como lirones y actuar como predadores de las arcas públicas cuando están medio despiertos y reírse del mundo mundial. Cuando las barbas de tu vecino veas palar, echa las tuyas a remojar.

  2. Señor Cebrián: Cuanto echamos de menos al señor Polanco. el grupo prisa ya no es lo que era cuando estaba Jesús de Polanco. Cree usted que la clase trabajadora puede soportar más recortes aún, por qué no se pasa a ver como vive una familia de cuatro miembros con 426 € al mes, ¡¡intente usted hacerlo…!! Y aún pide más recortes poque hay que hacer caja; dígaselo a los corruptos que robaron a manos llenas y a los banqueros que sangraron a españa con sus sueldos y su indemnizaciones millonarias y tambien a los que tinen cuentas en los parisos fiscales. Desde su pedestal nos ve como ratas verdad…Pues somos personas humanas con hijos, con sentimientos y con obligaciones, pero tambien derechos… ¡¡No lo olvide!!+

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Top Clicks

  • Ninguna
A %d blogueros les gusta esto: