No somos culpables de la crisis económica y del paro

Al PSOE no lo van a votar ni sus afiliados

El globo del PSOE

El globo del PSOE

Los resultados de las elecciones autonómicas celebradas el 21 de octubre en Galicia y el País Vasco han dado un nuevo varapalo al PSOE. La dirección federal del PSOE asume los malos resultados (faltaría más) y tiene la intención de “reflexionar sobre los mismos con serenidad, sin excusas y con la voluntad de hacer todos los cambios que sean necesarios…”; “acelerando la presentación de propuestas alternativas que hagan ver a los ciudadanos que hay otro camino y otras soluciones para salir de la crisis, para que crezca la economía y para crear empleo”; “uno de los principales mensajes que enviaron los ciudadanos al PSOE en las urnas es, precisamente reclamarle que vaya más deprisa y más a fondo en su labor de oposición. Y están dispuestos a hacerlo”. [Ver el documento].

La dirección federal del PSOE sigue en sus “trece”: Reconocer; reflexionar; cambiar; hacer nuevas propuestas alternativas; ir más deprisa y más a fondo. Siguen sin darse cuenta que el PSOE ha perdido toda su credibilidad a los ojos de los ciudadanos. La mayoría de los ciudadanos consideran que el PSOE es partido clientelar, corrupto, despilfarrador, falto de ideas y plegado a los intereses de la banca, de las multinacionales y de los grupos de presión; un partido que no defiende los derechos de los trabajadores, de los autónomos y de los pequeños y medianos empresarios, de los comerciantes y consumidores (que somos todos); es decir de la clase trabajadora y de la clase media española. Esto que expongo no son percepciones personales, son conversaciones que se escuchan en la calle, en los bares, en asociaciones, y sobre todo, en las manifestaciones y concentraciones ciudadanas.

El legado del anterior Gobierno socialista de Rodríguez Zapatero, es una pesada losa que esta recayendo sobre la inmensa mayoría de los ciudadanos. El no reconocer la burbuja inmobiliaria, la crisis económica, la situación financiera de la banca y de las cajas de ahorro -en aquel entonces, el Gobierno decía que los bancos españoles eran los más saneados del mundo-, el realizar recortes sociales, modificar las leyes laborales, congelar las pensiones y el salario de los funcionarios; y para colmo, modificar la Constitución de España para poner limites al déficit público y priorizar el pago de los interés de la deuda en detrimento de las políticas sociales, todo ello sin tener en cuenta la opinión de los ciudadanos españoles, sin preguntar, sin hacer un referéndum. Ante medidas de tal calibre el Gobierno prefirió plegarse a las exigencias de la “troica” (CE, BCE y FMI), y es así, como Rodríguez Zapatero cometió el error, al igual que el PSOE, de no convocar elecciones generales anticipadas. A los ciudadanos españoles habría que haberles consultado si estaban de acuerdo o no con las exigencias de la “troica”, explicarles la situación real de la economía y del sector financiero, presentarles propuestas y alternativas para salir de la crisis, además de hacerle posicionar al Partido Popular sobre sus propuestas y alternativas. Pero no, se decidió continuar gobernando haciendo caso a las exigencias de la “troica”; el Partido Popular rechazaba cada una de las medidas que adoptaba el Gobierno, a excepción de la modificación de la Constitución Española. Los ciudadanos españoles se indignaron con el Gobierno y el PSOE; hubo huelgas, manifestaciones y concentraciones para exigir que rectificaran, no se rectificó, y el Partido Popular ganó adeptos entre los ciudadanos que creían que con su llegada al gobierno las cosas mejorarían; luego se ha visto que con su llegada al gobierno han empeorado, siendo su excusa la herencia recibida y como si fuera un mantra, las famosas frases machaconamente repetidas, “no hay otra alternativa”, “hemos vivido por encima de nuestra posibilidades”.

El comienzo de la debacle electoral del PSOE comienza en las Elecciones Generales celebradas el 20 de noviembre de 2011, con la pérdida de 4.315.455 votos, un 38,23% con respecto a las anteriores elecciones celebradas en el 2008; para continuar en las elecciones en Andalucía y Asturias, celebradas el 25 de marzo de 2012, que, aunque el PSOE gobierna en ambas Comunidades Autónomas mediante pactos, los resultados electorales tampoco fueron nada halagüeños: en Andalucía perdió 654.831 votos, un 30,06% con respecto a las anteriores elecciones de 2008; y en Asturias perdió 19.808 votos, un 11,03% con respecto a las anteriores elecciones de 2011; y concluir -hasta que se celebren el próximo día 25 de noviembre las elecciones en Cataluña- con los resultados electorales obtenidos por el PSOE en Galicia y el País Vasco, celebradas el 21 de octubre de 2012, que no han podido ser más desalentadores: en Galicia ha perdido 230.817 votos, un 44,01% con respecto a las anteriores elecciones de 2009; y en el País Vasco ha perdido 106.173 votos, un 33,376% con respecto a las anteriores elecciones de 2009.

Tras la debacle electoral del 20 de noviembre de 2011, el PSOE celebró su 38º Congreso Ordinario, los días 3,4 y 5 de febrero de 2012; el Congreso eligió a Alfredo Pérez Rubalcaba, secretario general, en pugna con Carme Chacón, a la que aventajó por 22 votos. El Congreso se cerró en “falso”, como muchos militantes de base opinamos. Los militantes de base nos movilizamos antes del Congreso analizando y reflexionando sobre el debacle electoral, proponiendo y debatiendo enmiendas a la Ponencia Marco, e incluso se presentaron candidatos a la secretaria general; pero el Partido, con sus restringidas y estrictas normas y reglamentos, impidió que se presentaran a la elección otros compañeros. El poder del aparato cayó como una pesada losa sobre los militantes de base; vimos (es mi experiencia personal) como las enmiendas que presentábamos eran aprobadas sin debatir en las agrupaciones locales para luego hacer con ellas lo que los aparatos provinciales y regionales quisieran; las elecciones de delgados estaban llenas de irregularidades, los de siempre eran los elegidos para representar a las federaciones en el Congreso Federal. La falsa democracia interna es una realidad en el PSOE y la endogamia es su bandera.

Las diversas direcciones del PSOE han abandonado el contacto a pie de calle con la sociedad no percibiendo directamente la realidad social, la desazón y la desesperanza que embarga a muchos ciudadanos que se han quedado sin trabajo, que les embargan sus casas, que tienen que vivir de la caridad o de la solidaridad, o la de muchos jóvenes sin perspectivas de futuro, o como ellos dicen: “sin casa, sin curro, sin miedo”.

Las sedes del PSOE funcionan como oficinas y no como Casas del Pueblo (por lo menos en la ciudad de Zaragoza), tienen un horario estricto de cierre que impide el que vayan los militantes a debatir y exponer sus ideas, ¡¡qué tiempos aquellos en los que no existía horario estricto de cierre!!, la sede del Partido estaba siempre llena, hoy da pena. Las tradicionales Casas del Pueblo albergaban biblioteca, salón social, salas de estudio y aulas de cultura y formación; eran lugar de encuentro y convivencia, de reunión y debate, abiertas a los ciudadanos y donde se ejercía la solidaridad. Las Casas del Pueblo se han convertido en sedes mastodónticas en aras a una modernidad mal entendida.

Las asambleas locales no se celebran, y cuando lo hacen es para elegir cargos públicos u orgánicos cada cuatro años. Por ello, a los militantes de base no nos queda otra opción que utilizar las redes sociales y los blogs a través de Internet para comunicarnos, debatir y exponer nuestras ideas, además de reunirnos en bares, cafeterías o locales de asociaciones.

Muchos militantes de base del PSOE hemos participado y seguiremos participando en las manifestaciones y concentraciones que convoquen los sindicatos, los colectivos sociales, el 15M, el 25S y otros, porque somos ciudadanos comprometidos con la defensa de los derechos de los trabajadores, del “estado del bienestar”; de la justicia social, de la solidaridad entre clases sociales y territorios, y aspiramos a un mundo mejor y más solidario y sostenible. Por ello la actividad política la realizamos dentro del PSOE que fundó Pablo Iglesias para defender a la clase trabajadora.  No estamos de acuerdo con las políticas social liberales que ha venido practicando el PSOE estos últimos años -enmascaradas en un falso progresismos y en una falsa socialdemocracia-; rechazamos el liberalismo económico que practica el Partido Popular y otros partidos acólitos. Creemos en un socialismo democrático, en una socialdemocracia real, en la que prevalezca lo público frente a lo privado, y el interés general frente al particular.

Los hechos nos dan la razón: la continua pérdida de votos del PSOE y la desafección hacia los partidos políticos es un hecho constatable. La dirección del PSOE no debería restar importancia a las críticas internas, pisamos la calle y escuchamos lo que otros ciudadanos opinan del PSOE. Nos disgusta que nos comparen con el PP y nos llamen PPPSOE, pero es lo que hay: malestar, indignación y cabreo con la actual situación económica, social, política y de valores. Hay otras alternativas. Y sí, “somos los de siempre”, los que queremos que el PSOE cambie. No queremos estar en la misma situación que el PASOK griego, que de celebrarse nuevas elecciones en Grecia pasaría a ser un partido extraparlamentario con menos del cinco por cien de los votos.

Si la actual dirección del PSOE no pone remedio y da un giro copernicano en la próxima Conferencia Política y de Organización, la desafección de los propios militantes de base con el Partido a la hora de votar será un hecho (me costa que es ya una realidad), algunos compañeros con muchos años de militancia ya han abandonado el Partido. La dirección del PSOE tiene que reaccionar y no esconder la cabeza como el avestruz.  Pedir perdón a los ciudadanos, convocar con urgencia la Conferencia Política y de Organización, para posteriormente convocar un Congreso Federal. No queda otra, si queremos recuperar la confianza de los ciudadanos españoles.

Etiquetado como: , , , , , ,

6 comentarios »

  1. Muy de acuerdo
    No han estado los mejores en los puestos de decisión, tanto en el partido como en los puestos de responsabilidad de organismos públicos, no tenemos reuniones de debate, so no dejan debatir dentro y corre el aire lo haremos fuera y contra ellos, ya vale de mediocres, y sdemás soberbios.

  2. Yo, lamentandolo mucho de corazón, no votaré más al PSOE. Estoy ya asqueado de todo esto. Arrojo la toalla. Os deseo la mejor suerte.

  3. hay ke dejar entrar nuevas generaciones, kitar alos de siempre ke apestan, ami meda verguenza agena ver los informativos, cuando hablan los politicos, tanto unos como otros, nos estan dejando el pais de puro asco, todo este cuento de la Grisis ya lo sabian, ya hace años pero nadie hizo nada por evitarlo, y ahora con hecharse culpa unos a otros, ya tienen bastante, no les cae la cara de verguenza, no hay mas ke corruptos, solo hablan de recortar al trabajador y pagar las dedudas de los grandes ladrones ke son los bancos, pero de recortase ellos los politicos de eso nada, ellos gracias a nosotros ganando unos sobre sueldos, y sus hijos en buenos colegios privados, claro ellos esta Grisis ni saben ke significa, ami me da verguena de los gobernates ke nos toco por desgracia…..

  4. mientras no kiten a rubalcaba, el partido va en picado…

Trackbacks

  1. Al PSOE no lo van a votar ni sus afiliados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: