No somos culpables de la crisis económica y del paro

Votar a CiU o al PP el 25 de noviembre en Catalunya es votar más recortes sociales, más desempleo y más pobreza

Mariano Rajoy y Artur Mas

Mariano Rajoy y Artur Mas

Hoy se cumple un año de la victoria electoral del PP en las elecciones generales. En este año de gobierno el PP ha hecho todo lo contrario de lo que prometió a los ciudadanos en su programa electoral; está destruyendo el Estado social y democrático de Derecho que consagra la Constitución española, con el inestimable apoyo de CiU en el Congreso de los Diputados. Prometer es una cosa, e incumplir lo prometido es otra. El PP ha engañado a muchos de sus votantes, como ahora lo quiere hacer CiU con los ciudadanos de Catalunya el próximo día 25.

Los ciudadanos de Catalunya no debería de olvidar en estas elecciones al Parlament de Catalunya que CiU ha sido el adelantado del PP en los recortes sociales y en las privatizaciones que ha venido aplicando al pueblo catalán desde la Generalitat; como tampoco deberían de olvidar que CiU ha apoyado todas las reformas y recortes sociales del Gobierno del PP, incluida la reforma laboral que ha cercenado de un plumazo los derechos y las condiciones laborales de los trabajadores e incrementado el paro en España y en Catalunya. Asimismo, tampoco se debería de olvidar que el PP ha apoyado todas las propuestas de recortes sociales y privatizaciones que ha llevado a cabo CiU desde la Generalitat.

El Gobierno de CiU en la Generalitat, incapaz de dar soluciones y respuestas a la situación de crisis económica y presupuestaria de la Generalitat, así como a los casos de corrupción que acechan a CDC, convocó elecciones en Catalunya para este 25 de noviembre envuelto con la bandera del nacionalismo independentista al objeto de tocar la fibra sensible del pueblo catalán, para que este se olvide de los recortes sociales que viene practicando, de las privatizaciones y externalizaciones de los servicios públicos, del cierre de empresas y comercios, del incremento del paro…, del empobrecimiento de la mayoría del pueblo catalán. De su política errática con los bonos patrióticos que tiene que devolver con los correspondientes intereses, muy superiores a los que en su día dictaba el mercado, es, entre otras, la que le ha puesto en un brete presupuestario; o de los problemas de CDC con los casos de corrupción del Palau, de ITV o las cuentas opacas de la propia CDC.

Los ciudadanos de Catalunya no se deben dejar de engañar otra vez por los partidos ultraliberales nacionalistas de CiU o del PP que solo defienden a los suyos, a las grandes fortunas, a los bancos, a las multinacionales, a las grandes empresas… haciendo recaer los costes de la crisis económica en las clases populares, en los trabajadores, en los autónomos, en las personas dependientes, en los jubilados y pensionistas…. Por ello, y no por otra causa, CiU reclama una mayoría “excepcional” y absoluta para poder seguir con sus políticas antisociales. Que luego nadie se lleve engaño, Artur Mas y CiU saben que el soberanismo y la independencia de Catalunya es un camino largo, difícil y tortuoso, e imposible mientras no se reforme la Constitución española; pero les da igual, su objetivo no es otro que el de obtener el refrendo de sus políticas de reformas y recortes sociales apelando al sentimiento patriótico y soberanista del pueblo catalán, utilizando la técnica de la “simulación”, definida por la sociología política como la de “disimular los objetivos y los motivos reales de la acción política, tras seudoobjetivos y seudomotivos, que sean más populares y que se beneficien así de un mayor sostén por parte de la opinión pública” [Maurice Duverger].

Los engaños y las mentiras son el leitmotiv de CiU, baste leer los diez puntos en los que se basa su programa electoral, para entender que lo que proponen no lo van hacer porque no lo han hecho hasta ahora desde el Gobierno de la Generalitat, mas bien, han hecho lo contrario. Dicen el que van hacer, pero no dicen como lo van hacer ni el coste que ello supone.

Decir que su objetivo es tener una tasa de empleo del 75%, es como decir tener un 25% de paro. No dicen cómo y con qué medidas aumentaran el empleo ¿Acaso lo harán con la reforma laboral del PP que CiU apoyó en su día).

Decir que aumentaran hasta el 70% el número de alumnos que terminan la secundaria con un buen nivel de inglés, cuando han recortado lo presupuestos de educación y han despedido profesores, es engañar y no decir la verdad.

Decir que reducirán hasta un 10% el abandono escolar, cuando han recortado lo presupuestos de educación y han despedido profesores, es engañar y no decir la verdad.

Decir que aumentaran hasta el 40% el número de personas entre 30 y 34 años con estudios superiores completos, cuando han recortado lo presupuestos de educación y  han despedido profesores, es engañar y no decir la verdad.

Decir que aumentaran e 5 puntos el porcentaje de estudiantes que optan por carreras científicas y técnicas; cuando han recortado lo presupuestos de educación y han despedido profesores, es engañar y no decir la verdad.

Decir que reducirán en un 25% el número de personas en riesgo de pobreza y/o exclusión social, cuando han recortado los presupuestos sociales y las subvenciones a las personas dependientes, cuando cobran tasas por comedor escolar, por recetas…, es engañar y no decir la verdad.

Decir que aumentaran en un 5% la esperanza de vida en buena salud, o la tasa de supervivencia del cáncer, cuando han recortado los presupuestos de salud, han cerrado centros de salud, han suprimido servicios, han aumentado las listas de espera y han despedido a personal sanitario, es engañar y no decir la verdad.

Con estas mentiras y engaños ¿quiénes pueden otorgar la confianza a CiU para que vuelva a gobernar en la Generalitat para que así pueda seguir haciendo los recortes presupuestarios que cada vez empobrecen más a los ciudadanos?

¿Les votaran los trabajadores afectados por la reforma laboral que ellos apoyaron?

¿Les votaran los parados que han visto reducidas sus prestaciones mediante leyes que ellos han apoyado?, ¿y los parados que no perciben ninguna subvención?

¿Les votaran los jubilados que tienen que pagar un euro por receta?

¿Les votaran los funcionarios a los que les ha rebajado el salario y les ha reducido sus derechos laborales?

¿Les votaran los estudiantes a los que les han subido las tasas universitarias?

¿Les votaran los padres y madres de familias que tienen que pagar por el uso de sus hijos del comedor escolar?

¿Les votaran todos los que esperan una intervención quirúrgica por el aumento de las listas de espera?, ¿los que se han quedado sin centro de salud, sin urgencias y sin ambulancias en un radio de acción cercano?

El bienestar social y la calidad de vida están por encima de otras reivindicaciones políticas, por muy legitimas que están sean. Antes de votar hay que pensar y sopesar la opción que se elija, luego será tarde y vendrán las lamentaciones.

Etiquetado como: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Top Clicks

  • Ninguna
A %d blogueros les gusta esto: