No somos culpables de la crisis económica y del paro

El grado de corrupción en es insostenible y la “marca España” que exporta el PP se desvanece en el mundo por los papeles de Bárcenas

¿Se llevan los papeles de Bárcenas?

¿Se llevan los papeles de Bárcenas?

Muchos esfuerzos y dineros públicos es lo que está costando exportar la “marca España” a todos los países del mundo. Esta loable campaña de promoción de España por el mundo, impulsada por el Partido Popular, se desvanece cada día que pasa por el grado de corrupción que desde hace años se ha instalado en España. Los escándalos de corrupción política, económica y financiera han tocado techo con la publicación por el diario El País de los papeles secretos de Bárcenas, el ex-tesorero del Partido Popular. El cobro de sobresueldos de altos dirigentes del PP, supuestamente con cargo  a una cuenta B, al margen de la contabilidad oficial del partido, ya la destapó hace días el diario El Mundo, y ha sido noticia y comentario de tertulianos en radio y televisión. Por ello, no me voy a centrar en los pormenores del caso expuesto, ya que es de sobras conocido.

Pero me apena y me indigna que un momento de cris económica y social como la que estamos padeciendo, con más de seis millones de parados, y con más de dos millones de personas en el umbral de máxima pobreza, haya una serie de dirigentes políticos y empresariales que estén actuando, supuestamente, al margen de la ley, la ética y las buenas costumbres. Somos el hazmerreir de más de medio mundo. Somos noticia de portada de los principales medios de comunicación internacionales.

Pero los dirigentes del PP niegan la mayor. La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, niega que los papeles sean la contabilidad del PP, es una obviedad, no va a reconocer que tienen una contabilidad B. Otros dirigentes y ex dirigentes del PP asumen haber cobrado algunas cantidades, otros lo niegan, y el presidente del Senado reconoce un pago anotado por Bárcenas. Cospedal entra en contradicciones al admitir la veracidad de algunas partidas contables con las anotadas en los papeles de Bárcenas. A todo esto, Bárcenas niega la contabilidad paralela y los sobresueldos a los dirigentes, lo cual también es una obviedad, no lo va a reconocer, y los empresarios que aparecen en los papeles de Bárcenas niegan haber pagado, otra obviedad, no lo van a reconocer. ¿Alguien da más?, ¿Quién dice la verdad?. ¿Quién miente descaradamente?. ¿Se descubrirá algún día la verdad o la mentira?.

Por lo pronto, el PP en boca de su secretaria general, ha dicho que va a interponer demandas judiciales. ¿Demandas judiciales contra quien?. ¿Contra los medios de comunicación El Mundo y El País que han destapado el escando de corrupción en el PP?. Estamos como en los “buenos tiempos” de Franco, cuando decía que existía una conspiración marxista y juedeo masónica contra España. Solo que ahora es una conspiración contra el PP, según Cospedal. Pero el colmo, es cuando dice que los dirigentes del PP harán declaraciones juradas de renta para mostrar su inocencia ante la tesorera-gerente del PP. Todo se queda en la familia. Es como si en la familia de cada uno de nosotros se eligiese a un familiar ante el cual el resto de la familia le hiciésemos una declaración jurada de nuestra renta para demostrarle a la Agencia Tributaria que cumplimos con muestras obligaciones fiscales como ciudadanos españoles. No sé si la señora Cospedal nos quiere tomar por lerdos e ingenuos.

Se suele decir que la mejor defensa es el ataque, y eso es lo que esta haciendo el PP por boca de su secretaria general, la señora Cospedal, cuando dice no descartar un chantaje como detonante de estas publicaciones. ¿Pero un chantaje de quien, y por qué?. ¿Quién o quienes quieren perjudicar al PP y al presidente del Gobierno, según Cospedal?. Muchos interrogantes que solo la justicia y la policía pueden resolver, ¿para eso están, o no?, mucho tardan en intervenir ante la constancia grafica del furgón de una empresa especializada en la destrucción de documentos saliendo de la sede del PP en la calle Génova. ¿Acaso estaban recogiendo los documentos y programas electorales del PP para destruirlos por no ser ya necesarios ante su incumplimiento?.

No se debería de acusar de frívolos e irresponsables a los medios que han destapado el escándalo de la posible corrupción política y económica, cuando destapan la corrupción de otros está bien, cuando destapan la mía está mal, vaya morro que tiene la señora Cospedal. No me creo que diarios tan prestigiosos como El Mundo y El País se inventen nada que pueda perjudicar a un partido con el cual están en sintonía ideológica.

Los dirigentes populares dicen sentirse indignados y nuestros militantes pueden estar tranquilos. El PP ha cumplido siempre con la legalidad, ha dicho Cospedal. Pero indignados nos sentimos muchos ciudadanos españoles, incluidos muchos cargos públicos y militantes honestos del PP.

Pero si importante es perseguir a los corruptos, más importante es perseguir a los corruptores, solo así se podrá destruir la maquinaria que produce la corrupción.

Todos o casi todos sabemos lo que ha pasado con la corrupción en España. La complicidad entre políticos, empresarios y estamentos financieros con la colaboración de los medios de comunicación, guiados por la especulación y el dinero fácil y rápido de ganar, nos ha llevado a esta situación execrable de corrupción. No es la financiación de  los partidos políticos la causante de la corrupción, esta es la escusa que se suele poner para esconder la verdad, la verdad de que unas minorías de dirigentes políticos se han dejado llevar por las ansias desmedidas de un rápido enriquecimiento. Pero bien es cierto, que no se puede generalizar tan alegremente y acusar a todos los políticos de ser corruptos. Hay muchos más políticos honestos de los que nos quieren hacer creer, políticos que trabajan y lo dan todo por defender sus ideales en beneficio de la comunidad. Seamos justos y separemos de la canasta la fruta podrida de la fruta buena, porque si no lo hacemos, la fruta podrida podría llegar a podrir a la fruta buena. Por ello, los ciudadanos deberíamos de sopesar a quienes votamos en unas elecciones, no debiendo de votar aquellas listas de partidos políticos que lleven entre sus candidatos a políticos encausados por la justicia por corrupción, aunque nos creamos su inocencia, porque votándolos, nosotros mismos estamos fomentando la corrupción.

Lo que hace falta es que los partidos políticos tengan total transparencia con su contabilidad y que sus cuentas sean de dominio público, y que la Justicia actúe con todo el peso de la ley sobre los corruptos, caiga quien caiga, aunque sea el mismísimo presidente del Gobierno.

Y no nos olvidemos de solicitar la reincorporación de Baltasar Garzón a la judicatura, de la que fue expulsado por luchar contra la corrupción.

Etiquetado como: , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Top Clicks

  • Ninguna
A %d blogueros les gusta esto: