No somos culpables de la crisis económica y del paro

Rajoy en seis folios leídos al Comité Ejecutivo Nacional del PP despacha el caso de los papeles de Bárcenas

La corrupción que no cesa

La corrupción que no cesa

La publicación por el diario El País de los papeles con las anotaciones de Bárcenas, ex tesorero durante veinte años del Partido Popular, en los que figuran ingresos procedentes de donaciones de empresarios -principalmente ligados al mundo de la construcción- y pagos a diversos cargos ejecutivos de la cúpula del PP, todo ello fuera de la contabilidad oficial, y que ha desatado un descomunal escándalo nacional; han obligado en el día de hoy a salir a la palestra al mismísimo presidente del Gobierno y del PP a dar explicaciones al Comité Ejecutivo Nacional del PP, en una reunión a la que han sido invitados los medios de comunicación a seguirla a través de una pantalla en sala aparte, sin que estos pudiesen hacer ningún tipo de preguntas, cual espectadores anodinos. Pero más que explicaciones, les ha leído una intervención escrita de antemano y que ha sido publicada en todos los medios de comunicación.

Tras leerme los siete folios -seis si descontamos la portada- de la intervención publicada del presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, en el Comité Ejecutivo Nacional, me he quedado en ascuas, y como era de esperar, sin ninguna novedad en el partido popular.

Seis folios para alabar el buen trabajo de la Tesorera, que en la auditoría interna que ha practicado no encuentra pagos fuera de las cuentas oficiales.

Seis folios para comprometerse personalmente y a todo el partido a una transparencia total; facilitando todo aquello que sea preciso para que resplandezca la verdad, aportando las declaraciones de la renta y de patrimonio y cuanta información sea relevante a estos efectos, que serán publicadas en la web de la Moncloa.

Seis folios para decir: no me voy a extender en los hechos que han motivado esta convocatoria.

Seis folios para decir que el partido popular ni tiene ni ha tenido cuentas en un país extranjero. Y nunca ha dado órdenes de abrirlas.

Seis folios para decir que las infamias se disfrazan de presuntas, en alusión a la historia de los sobres que supuestamente corrían por los pasillos de esta casa, todos presuntos, naturalmente.

Seis folios para decir textualmente: “Por fin aparecen en la prensa unas notas sin que se sepa de donde salen ni quien las ha puesto en circulación, pero que dan pie a toda clase de infundios, y que inflaman el fariseísmo mas descarado por parte de quienes piensan que tienen algo que ganar en este rio revuelto”.

Seis folios para decir no saber cuáles eran las intenciones ni quien manipula los datos, ni quien los filtra dosificadamente.

Seis folios para decir: Lo que yo pretendo es explicar, como presidente del partido y como presidente del Gobierno, lo que de mí se dice y lo que a mí se atribute. No voy a necesitar más que dos palabras: Es falso y nunca. Nunca, repito, nunca he recibido, ni he repartido dinero negro ni en este partido ni en ninguna parte. No he venido a la política a ganar dinero. Vine perdiendo dinero…

Seis folios para decir: Cualquier deducción de irregularidad alguna en nuestro comportamiento a partir de los papeles apócrifos que motivan esta situación no responde a la verdad, es total y radicalmente falsa.

Seis folios para decir: Si alguien piensa que a este partido se le puede amedrentar con técnicas de agitación, también se equivoca.

Seis folios para lamentar el daño que le están haciendo al PP, al Gobierno y a España.

Seis folios para lamentar el comportamiento del jefe de la oposición que ha prestado el crédito que no merecen a las insinuaciones más dañinas…

Seis folios para decir creer en la Justicia y que sean necesarias pruebas y tribunales para juzgar, sentenciar y condenar.

Seis folios para decir creer en la política y en la gente de cualquier ideología …

De los párrafos contenidos en estos seis folios, me intrigan dos de ellos, el que dice: Por fin aparecen en la prensa unas notas sin que se sepa de donde salen ni quien las ha puesto en circulación…; y el que dice: no saber cuáles eran las intenciones ni quien manipula los datos, ni quien los filtra dosificadamente. Puede que sean un lapsus de quien o quienes han redactado la intervención de seis folios. Pero ese “Por fin” me da mucho que pensar. ¿Habrán querido decir: ya era hora, por fin aparecen en la prensa..?. En este caso podría interpretarse que eran conocedores de la existencia de dichos papeles y esperaban que se publicase. Pero también podría ser que hubieran querido decir finalmente aparecen en la prensa, en continuación de la anterior frase. No obstante, da que pensar. En la otra frase: no saber cuáles “eran” las pretensiones…, ¿Habrán querido decir que esas intenciones ya no existen, que ya han pasado?. En caso contrario, y si aun persisten, tendrían que haber dicho “no saber cuáles son las intenciones…”

Esta más que claro que el nerviosismo persiste en la cúpula del PP. Que la intervención exculpatoria de Rajoy no ha despejado las dudas sobre la corrupción que se vierte en sus filas. Que le presentar las declaraciones de renta y de patrimonio no despeja tampoco ninguna duda. Que buscar chivos expiatorios, queriendo culpar al mensajero, tampoco despejan ninguna duda. Decir que le están haciendo daño al PP, pase; pero decir que quieren perjudicar al Gobierno y a España es un despropósito y una huida hacia adelante. Lamentar el comportamiento del jefe de la oposición, es no querer reconocer el papel que este tiene asignado y su deber de exigir explicaciones.

Los papeles de Bárcenas existen y no es ninguna invención, ningún medio de comunicación se atrevería a publicarlos sin contrastar su origen, serán veraces, o no, su contenido será cierto, o no, eso la Justicia lo dirá.

Si Rajoy y el Partido Popular creen en la Justicia, deben de acudir a ella solicitándole amparo y que esta le exija a Bárcenas que aporte toda la documentación de que dispone, al igual que el Partido Popular debe de aportar a la Justicia toda la documentación guarda en el despacho o habitáculo de su ex tesorero, por el que hasta hace pocos días aun acudía. Puede que exista una trama conspiratoria en el propio Partido Popular, pero eso son cosas de ellos. Lo demás son “mamandurrias”, como dice Esperanza Aguirre.

Etiquetado como: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: