No somos culpables de la crisis económica y del paro

Respeto, admiración y reconocimiento para Ada Colau ante la criminalización del Gobierno hacia su persona

Respeto, admiración y reconocimiento para Ada Colau

Respeto, admiración y reconocimiento para Ada Colau

Si alguna persona merece respeto, admiración y reconocimiento social en esta España de corruptos, sinvergüenzas y desalmados -sin querer generalizar-, esta persona no es otra que Ada Colau, portavoz y líder de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). Denostada por la derecha política y económica más recalcitrante y caciquil -encarnada por políticos, banqueros, financieros, especuladores del suelo y acólitos tertulianos, junto algunos periodistas que están al servicio de sus espurios intereses-, Ada Colau se está comportando como una autentica heroína, defendiendo a los miles de ciudadanos expulsados de sus casas mediante una Ley Hipotecaria franquista que data del año 1946, y que ningún gobierno de la democracia ha querido reformar, teniendo que ser el Tribunal  de Justicia de la Unión Europea quien haya dictaminado que las leyes españolas sobre desahucios no garantiza a los ciudadanos una protección suficiente frente a clausulas abusivas en las hipotecas vulnerando la normativa comunitaria.

No es una causalidad que ante el inminente debate en el Parlamento de una nueva Ley Hipotecaria impulsada por una Iniciativa Legislativa Popular (apoyada por 1.402.845 firmas de ciudadanos) en ciertos medios de comunicación se arrecie una campaña de desprestigio contra Ada Colau acusándola de filoterrorista y antisistema, con la escusa de ser la impulsora en España del llamado “escrache“, que nos es otra cosa que una acción directa consistente en señalar y avergonzar ante los ciudadanos a los políticos incumplidores y defensores de los intereses de los poderosos, en los lugares en que viven o frecuentan.

Pero el egoísmo, la insolidaridad o la falta de compresión de algunos ciudadanos (por los comentarios que algunos vierten en la red) les hace pensar que Ana Colau y otros activistas de Stop Desahucios y de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca se mueven por intereses espurios (el ladrón piensa que todos son de su misma condición), sin querer darse cuenta que lo único que persiguen es solucionar el grave problema que los desahucios están provocando en miles de muchas familias que, además del desalojo de sus viviendas, les está llevando a la pobreza mas absoluta y a la exclusión social, llevando a unos cuantos ciudadanos al suicidio. Si alguien aun tuviera alguna duda de los objetivos que persigue Ada Colau y la PAH, no estaría demás que leyera el libro de la propia Ada Colau i Adrià Alemany, “Vidas Hipotecadas. De la burbuja inmobiliaria al derecho a la vivienda“. Después de leerlo, seguro que no pensaran lo mismo.

¿Acaso no hay que denunciar a quienes pisotean los Derechos Humanos y hacen caso omiso de los derechos constitucionales?. Pues eso mismo es lo que hace Ada Colau junto a otros miembros de Stop Desahucios y de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, denunciar a los poderes que han generado esta crisis: financiero, bancario, inmobiliario y constructor con la aquiescencia de algunos de los políticos que los han apoyado, y que entre todos ellos han ido tejiendo una red de corrupción que ha hecho que sea la segunda preocupación de los ciudadanos españoles después del desempleo. La voracidad especulativa, el dinero fácil y rápido junto con la desindustrialización de España son las principales causas de esta crisis económica, social y política que ha dejado a miles de ciudadanos sin empleo y desahuciados de sus viviendas.

El Gobierno y sus adláteres económicos y mediáticos criminalizan cualquier protesta social, queriendo modificar el Código Penal, endureciéndolo aun más, para perseguir y sancionar las manifestaciones y las acciones de resistencia pacífica de los ciudadanos y colectivos sociales. Para ellos, quienes protestamos somos antisistema y ahora filoterroristas, el sumun de la ignominia. Cuando son ellos quienes practican el terror y el miedo entre la población sumiéndola en un estado de shock: con las mayores tasas de desempleo del mundo occidental, con las mayores tasas de desahucios de primeras viviendas, con los mayores índices de desigualdad y de exclusión social. A esto se le llama terrorismo de Estado.

No señores del Gobierno, no, el “escrache” no es violento, es pacífico, otra cosa es que les moleste, que les incomode, que les avergüence. Aguanten el escarnio social como aguantan el desahucio las familias (la inmensa mayoría sin ningún empleo) con niños y ancianos que son desalojadas por la fuerza de sus viviendas. Tendrán la fuerza de la razón (por Ley), pero no la razón de la fuerza.

Hagan caso y aprueben en el Parlamento la Iniciativa Legislativa Popular en todo aquello que es su fundamental esencia recogida en la Proposición de ley de regulación de la dación en pago, de paralización de los desahucios y de alquiler social.

Hagan caso omiso a las presiones y chantajes de la banca. Como “Populares” estén con el pueblo y no contra el pueblo, sino cambien su nombre y no se hagan llamar Partido Popular, llámense otra cosa pero no “Popular”. Y nunca olviden que entre sus votantes y cargos públicos también hay desahuciados La Iniciativa Legislativa Popular no es una cuestión de ideología, es de justicia social. Y tengan en cuenta que Ada Colau y la Stop Desahucios y la PAH, no son antisistema y mucho menos filoterrorista. Sean consecuentes en sus apreciaciones y no criminalicen a quienes discrepan de sus políticas antisociales.

La valentía de esta mujer me merecen todos mis respetos y admiración, y reclamo para ella todo el reconocimiento social que se merece. Al mismo tiempo muestro mi mas enérgica repulsa para todos aquellos políticos insensibles al drama humano que supone perder el techo bajo el que cobijarse y seguir manteniendo al mismo tiempo una deuda perpetua e impagable a los bancos que les impedirá levantar la cabeza haciéndoles caer en las garras de la exclusión social.

¿A todo esto, que dice la Jerarquía Eclesiástica?. Por lo que se ve, ¡Ni está, ni se la espera!.

Etiquetado como: , , , , , , , , ,

1 Respuesta »

  1. este govireno es como un cancer ,todo lo que es limpio lo desacredita ,mi mayor respeto y admiracion para ANA COLAU

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Top Clicks

  • Ninguna
A %d blogueros les gusta esto: