No somos culpables de la crisis económica y del paro

La crisis económica se ha enquistado en España por mucho que Rajoy diga lo contrario

Rajoy en Popular TV

Rajoy en Popular TV

Si esperamos que las diecisiete mayores corporaciones empresariales españolas nos saquen de esta crisis económica, estamos apañados. Constituidas en el año 2011 como un lobby o grupo de presión; este mes han iniciado una gira por diversos países en misión de “diplomacia comercial” para vender la competitividad de la economía española y animar a los financieros y a otras empresas a invertir en España. Estos prebostes de la economía española les van diciendo a sus homólogos que España “es un país de oportunidades” y que ello es debido a los ajustes aplicados por el Gobierno del PP de Mariano Rajoy, que está cambiando el futuro de la economía española.

En la línea argumental de los prebostes anteriormente mencionados, el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, propone usar “mejor” la reforma laboral para bajar aún más los salarios de los trabajadores; diciendo que los salarios caerán un 0,1 por 100 en 2013 y un 0,4 por 100 en 2014; que los ingresos de los hogares seguirán cayendo hasta finales de 2014 y que ve inevitable mantener las subidas de impuestos en 2014.

A todo esto, el presidente del Gobierno del PP, Mariano Rajoy; escudándose -para que no le pudiesen hacer preguntas- tras una pantalla de televisión sita en un salón en la que se encontraban los profesionales de los medios de comunicación, les dijo que se mostraba optimista ante el futuro y que en el año 2014 España crecerá con claridad y empezaremos a crear empleo, según dijo “Hay datos positivos para la economía que nos permitirá dar la vuelta a la situación”. Evidentemente, no dio ni un solo dato para basarse en tal premonición. Dijo sin más, que esperaba que la corrupción sea una “historia pasada” y se despacho a gusto contra los que promueven los “escraches”, a los que consideró actos intimidatorios.

El optimismo del presidente del Gobierno se da de bruces con la realidad. El paro no baja; caen las rentas de las familias al igual que el ahorro; bajan el consumo privado y público al igual que las inversiones; baja la recaudación de las cotizaciones a la Seguridad Social; la concesión de créditos está paralizada; usan el fondo de reserva para pagar las pensiones y compran deuda pública del Estado con este fondo de reserva. Y todo ello, sin hablar de los recortes sociales en sanidad, en educación, en servicios sociales y en un largo etcétera.

Los gurús de la economía neoliberal decían que en España había que hacer una devaluación interna bajando los salarios y los precios; pues bien, bajan los salarios y los precios aumentan, véanse el aumento de los precios en las tarifas eléctricas, en los carburantes, en el transporte, en las tasas y precios públicos; por no habar de las tasas impuestas en la justicia y de nuevos impuestos; resultado: la economía no se recupera y crece el empobrecimiento de los ciudadanos españoles Es como si Rajoy viviese en otro mundo, en el mundo de “Rajoy en el país de las maravillas”.

Pero, ¿quiénes se benefician de la devaluación interna bajando los salarios?: Es obvio, se benefician las empresas exportadoras, entre las que se encuentran las filiales de empresas extranjeras, principalmente las del sector industrial, que en su conjunto suman 1.963 empresas de Francia, Alemania, Estados Unidos, Países Bajos, Reino Unido, Italia, Luxemburgo, Suiza, Portugal y Japón. Por el contrario, las empresas más perjudicadas por las bajadas de salarios (aunque algunas no lo quieran entender), son aquellas empresas que no exportan su producción, así como los comercios, hostelería, restauración…

Rajoy, creyéndose que vive en “este país de las maravillas”, envía a su “cuerpo diplomático comercial” de diecisiete corporaciones empresariales para vender la “Marca España” y convencer a sus homólogos para que inviertan en España “que es un país de oportunidades de negocio”. Podrán comprar al Sareb (banco malo) solares, urbanizaciones, viviendas, comercios y oficinas a precio de ganga. Los “fondos buitre” están detrás de ello. También podrán comprar empresas en dificultades a precio de ganga, preservando las de ellos. España está en venta. Estas corporaciones empresariales no sabremos si obran de buena fe o están guiadas por sus intereses corporativos. Pero si tienen características similares; son las empresas que menos impuestos de sociedades pagan, las que utilizan los paraísos fiscales, las que invierten más en el extranjero que en España, salvo algunas excepciones.

Lo que si podemos tener todos bien claro, es que el Gobierno del PP de Mariano Rajoy, no tienen ningún plan creíble que haga posible la creación de empleo y la salida de la crisis, y por lo que se observa, la oposición tampoco lo tiene. El enquistamiento de la crisis económica en España es un hecho, ¿Quien la desenquistará?.

Etiquetado como: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Top Clicks

  • Ninguna
A %d blogueros les gusta esto: