No somos culpables de la crisis económica y del paro

José Luis Sampedro, ha abandonado este mundo y nos ha dejado huérfanos de su sabiduría y humanidad

José Luis Sampedro

José Luis Sampedro

El pasado domingo se nos fue José Luis Sampedro Sáez, escritor, humanista y economista.  Luchador incansable, defensor de una economía “más humana y más solidaria”. Crítico con el “capitalismo salvaje” y neoliberal. Crítico con la decadencia moral, ética y social de Occidente. Daba gozo el ver  y escuchar las entrevistas que le hacían en diferentes programas de televisión; como explicaba la crisis económica y política; sus mensajes a los jóvenes. Se comprometió con el movimiento del 15 M, con los ¡INDIGNADOS!. Escribió el prologo del libro de Stéphane Hessel, ¡Indignaos! y colaboró con su pluma en el libro “Reacciona”, coordinado por Rosa María Artal. En este libro, bajo el título “Debajo de la alfombra” concluía:

“Debajo de la alfombra aparece un suelo corroído que no va a mejorar remendando el tejido para taparlo mejor. Occidente puede correr la misma suerte de otros imperios extinguidos, dejando un vacio bajo la palabra Europa.

Pero la historia no admite vacios: imparable la Vida los llena. Todo ocaso ofrece una ocasión. Así aprovechó Carlomagno el de Roma bajo los bárbaros y erigió su imperio, semillero de Europa. Ha llegado el tiempo de cambio, de un cambio que va más allá de la restauración del Estado del Bienestar en retroceso y de la defensa de los derechos conseguidos por nuestros antecesores. El sistema reclama un cambio profundo que los jóvenes entienden y deberán acometer mejor que los mayores atrapados aún en el pasado.

Este ocaso es el momento de la acción entre todos porque otro mundo no sólo es posible, es seguro. Si mejor o peor, dependerá de nuestra reacción. Mi mensaje a los jóvenes es que ha llegado el momento de cambiar el rumbo de la nave. Aunque sus líderes sigan en el puesto de mando y al timón, aunque desde allí sigan dando ordenes anacrónicas, los jóvenes puestos al remo pueden dirigir la nave. Sólo necesitan unirse y acordar que a una banda boguen hacia adelante mientras en la otra cíen hacia atrás y el barco girará en redondo, poniendo proa hacia un desarrollo humano.”

Bello alegato llamando a la movilización de los jóvenes, que hoy, después de su fallecimiento, sigue aun más vigente.

Y como el decía en su Credo Personal:

Creo en la Vida Madre todopoderosa Creadora de los cielos y de la Tierra. Creo en el Hombre, su avanzado Hijo concebido en ardiente evolución, progresando a pesar de los Pilatos e inventores de dogmas represores para oprimir la Vida y sepultarla.

Pero la Vida siempre resucita y el Hombre sigue en marcha hacia el mañana.

Creo en los horizontes del espíritu que es la energía cósmica del mundo. Creo en la Humanidad siempre ascendente. Creo en la Vida perdurable.

Amén.

La muerte no es el final, su obra quedará para siempre en nuestras mentes. No hay que decepcionarle.

Descanse en paz

Etiquetado como: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Top Clicks

  • Ninguna
A %d blogueros les gusta esto: