No somos culpables de la crisis económica y del paro

La oligarquía en los partidos políticos y la falsa democracia interna aplicada por el PSOE de Andalucía

SusanaDiaz_candidata primarias psoeLa “ley de hierro de la oligarquía en los partidos políticos” se ha vuelto a imponer en el PSOE; esta vez en Andalucía, enmascarada en unas falsas elecciones primarias a la candidatura a la presidencia de la Junta de Andalucía.

Para ser candidato a las primarias había que reunir 6.860 firmas que avalasen al candidato, el 15% del censo del PSOE de Andalucía, sin que un avalista pudiese avalar a otro candidato. La oligarquía, también conocida como “aparato”, dirigida por el líder del PSOE andaluz José Antonio Griñán, secretario general y presidente de la Junta de Andalucía a la vez, decidieron que la candidata oficial a la Junta fuese Susana Díaz, teniendo muy claro de que debía de ser candidata única y que su nominación no se debía de dilatar en el tiempo.

La susodicha “ley de hierro de la oligarquía en los partidos políticos” fue formulada por Robert Michels, quien afirmó que tanto en una autocracia como en una democracia siempre gobernaría una minoría; basándose en tres argumentos:

Cuanto más grandes son las organizaciones políticas mas se burocratizan y sus dirigentes más se especializan, haciéndose imprescindibles y formando una élite.

Las élites piensan que la fortaleza de una organización se basa en un fuerte liderazgo y en una menor democracia interna para conseguir sus fines, que no son otros que los de mantenerse en el poder a cualquier precio, incluso olvidando su ideales.

La propia psicología de las masas hace que estas siempre deseen que haya un líder quien las dirija y a quien rendir el culto a su personalidad. Las personas que conforman la masa se contagian del comportamiento de los demás y se limitan a repetirlo sin cuestionarse nada, siendo incapaces de razonar. Lo único que pude hacer una masa es sustituir a un líder por otro. Por eso mismo, el líder suele mantener vínculos con la masa y alianzas contra nuevos líderes, apelando a la disciplina de partido, coartando con ello la libertad de expresión de la masa.

En  el caso que nos ocupa, las elecciones primarias del PSOE de Andalucía, hemos visto como el líder y la oligarquía (aparato) han decidido quién iba a sustituirlo, y quien mejor que alguien de su entorno, de su élite, poniendo trabas para que surgieran nuevos candidatos. Esas trabas no eran otras que las de exigir la firma de unos avales difíciles de conseguir para alguien ajeno a la oligarquía, como así hemos podido ver. Ni el consejero de Agricultura, Luis Planas, ni el alcalde de Jun, José Antonio Rodríguez Salas, pudieron reunir los avales suficientes para ser nominados candidatos a las primarias.

Las prisas por celebrar las primarias, el escaso tiempo dado para obtener los avales y las trabas y dificultades impuestas a los otros dos candidatos nos dan una idea de la falta de democracia interna y la vulneración de la igualdad de oportunidades para los tres candidatos. Estaba más que claro que la élite dominante no quería que hubiese primarias, haciendo un falso simulacro de las mismas,

La maquinaria burocrática de la élite oligárquica funcionó a la perfección en apoyo a su candidata, la actual consejera de la Presidencia de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. La consigna dada a las ejecutivas provinciales y locales surtió su efecto. ¿Qué ejecutiva provincial se iba a atrever a ir en contra de la ejecutiva regional, de la élite, cuando ellos son el segundo escalón de esa élite?. Las oportunidades para la obtención de avales no era igual para los tres candidatos; las ejecutivas disponen de los censos de agrupaciones y militantes con sus direcciones, correos y teléfonos, los otros dos candidatos no los disponían; la democracia interna brillaba por su ausencia.

Se podrá decir que la candidata oficial obtuvo 22.880 firmas de avales, el 50% del censo de militantes; pero lo que no se podrá decir es que los tres tuvieron las mismas oportunidades. Muchos de los apoyos recibidos por la candidata pudieron ser por presión y contagio por las consignas dadas, funcionando lo que se conoce por psicología de las masas. Mejor hubiera sido para el PSOE que la candidata designada por la élite hubiese ganado en buena lid frente a los otros dos candidatos en unas elecciones primarias con el voto secreto de todos los militantes.

Los liderazgos anulan la democracia, y máxime cuando los liderazgos son impuestos por la propia oligarquía y no elegidos por las masas.

Como decía Rousseau en su obra “El contrato social”, “El hombre nace libre, pero en todos lados está encadenado”. La ley de hierro de la oligarquía en los partido políticos parece difícil de erradicar, pero habrá que intentarlo.

Etiquetado como: , , , , , , ,

2 comentarios »

  1. Y yo me pregunto una cosa: ¿porque en España nadie osa decir que el rey esta desnudo? Ningún tertuliano televisivo, ningún intelectual mediático, nadie apunta hacia lo evidente; que no es ni mas ni menos que en España, al igual que en casi toda Europa, no existe una democracia formal y auténtica en la forma en la que EEUU, Inglaterra y Francia (aunque esta última, con algunas objeciones) tienen. El régimen que sufrimos aquí es simple y llanamente una oligarquía de partidos que NADA tiene que ver con un gobierno democrático, elegido por sus ciudadanos y formado desde abajo por sus representantes. Eso si, aquí la masa se revuelve buscando ahora nuevos partidos que introducir en esa oligarquía sustituyendo así un aparato por otro. Es indiferente si es progresista o conservador, liberal o no, de izquierdas o de derechas… Nadie parece cuestionar el sistema y régimen ilegitimo de gobierno que es quien nos ha abocado al desastre actual. Existen corruptos porque el sistema está diseñado para ello; no nos engañemos, no seria sostenible de otra forma. Así que mañana, los corruptos se tendrán que trasladar a Podemos, Ciudadanos, UPyD o quien carajo acabe ocupando el cetro de poder dentro de esa oligarquía. Esta Europa teme a la libertad, es heredera del feudalismo y si no reconsidera su actitud, está condenada al fracaso en el nuevo mundo globalizado y comunicado gracias a Internet. Si no nos dejan votar en las urnas, votaremos ‘con los pies’

  2. Ya siento darte la razón.
    Utilizar la democracia para que no reine la democracia, utilizar las primarias, para evitarlas, utilizar al partido para fines particulares; todo esto nos aleja de liderazgo para dinamizar el pais y devolver servicios a los ciudadanos. Asi solo se repite una elite cerrada, incapaz de asumir su papel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: