No somos culpables de la crisis económica y del paro

El Gobierno liberaliza el sector público ferroviario para dar entrada a los operadores privados

Renfe_AVEEl Gobierno de España presidido por Mariano Rajoy, en su afán liberalizador y privatizador de los sectores públicos, ha aprobado el nuevo modelo empresarial de Renfe Operadora consistente en crear cuatro nuevas sociedades mercantiles estatales: Las nuevas sociedades operadoras, Renfe Viajeros y Renfe Mercancías; la nueva sociedad Renfe Alquiler de Material Ferroviario, que contará con 51 trenes autopropulsados, 49 locomotoras y más de 1.000 vagones para su puesta a disposición del mercado de operadores privados; y la nueva sociedad Renfe Fabricación y Mantenimiento, que gestionará el mapa de instalaciones para el mantenimiento del parque de material de Renfe Operadora. (Ver Referencia del Consejo de Ministros, 27 de septiembre de 2013).

Con este nuevo modelo empresarial, el Gobierno pretende dinamizar el proceso de liberalización que ya estableció en dos Reales Decretos Ley 22/2012, de 20 de julio de 2012 y 4/2013, de 22 de febrero de 2013. En este último Real Decreto Ley, en sus artículos, 34 al 38, se recogen las medidas a adoptar en el sector ferroviario, entre las que se encuentra la modificación de la Ley 39/2003, de 17 de noviembre, del Sector Ferroviario mediante la cual se establece el Catálogo de Líneas y Tramos de la Red Ferroviaria de Interés General (Anexo I, página 183), separándolo en un anexo independiente del anterior, de las líneas y tramos que no sean de interés general; estableciéndose además, la apertura a la competencia de los servicios de transporte ferroviario de viajeros de competencia estatal. El objetivo que persigue el Gobierno con este nuevo modelo empresarial de negocio es el de liberalizar y abrir a la competencia el sector ferroviario poniendo a disposición de la misma el alquiler de material rodante de la nueva sociedad Renfe Alquiler de Material Ferroviario.

Si bien es cierto, que este afán liberalizador del Gobierno le viene impuesto por la legislación de la Europa de los mercaderes, de la que España forma parte, no se entiende las prisas que tiene el Gobierno por adelantarse a la fecha límite del año 2019 fijada por la legislación europea, cuando los Gobiernos de Alemania y Francia son reticentes a la liberalización de sus ferrocarriles.

No es cierto que la liberalización y la entrada de otros operadores ferroviarios en competencia con Renfe mejoren la calidad del servicio y bajen los precios, como nos quiere hacer creer el Gobierno. ¿En qué líneas ferroviarias y con qué trenes van a competir?. ¿Cómo y de qué manera se va a competir?. Si queremos ir de Madrid a Barcelona ¿podremos elegir los usuarios, de entre varios operadores, el que mejor servicio y o menor precio nos oferte, o sólo habrá un operador?. La competencia en el transporte solo puede existir entre el ferrocarril, el autobús o el avión, todo lo demás es un eufemismo, solo les importa favorecer el negocio privado.

El Estado ha invertido ingentes cantidades de dinero de los contribuyentes en el sector público ferroviario: a través de ADIF en infraestructuras ferroviarias y a través de Renfe en material ferroviario. Ahora, con la liberalización del sector, la nueva sociedad Renfe Alquiler de Material Ferroviario, alquilará el material ferroviario a las empresas que hayan obtenido los “títulos habilitantes” que les conceda el Ministerio de Fomento, lo cual les permitirá competir con la propia Renfe. De momento, y que se sepa, hay tres empresas españolas que quieren optar a la concesión de dichos “títulos habilitantes” necesarios para operar en toda la red nacional de ferrocarriles. Dichas empresas son: Acciona (Familia Entrecanales), Globalia (Juan José Hidalgo y Abel Matutes) y Veloil Raíl (José Manuel Lara-Grupo Planeta), sin descartar a dos empresas públicas europeas, la francesa SNCF y la alemana DB, que también quieren acceder a dichos títulos para poder operar en España. Pero, todas estas empresas, lo que pretenden es operar en las líneas más rentables de la alta velocidad que conectan Madrid con Barcelona, Valencia, Sevilla, Málaga y Alicante; el resto se lo dejan a Renfe y a otras empresas, como Alsa, que están interesadas en operar en las líneas subvencionadas al estar consideradas como de Obligado Servicio Público. Además, es de temer, que en las cuatro nuevas sociedades creadas se de entrada al capital privado, sino al tiempo.

Los servicio públicos de interés general no son rentables en términos económicos, por su propia naturaleza, pero sí lo son en términos sociales y de cohesión territorial. Dejar en manos privadas el transporte ferroviario solo conlleva a un peor servicio y a un aumento de sus tarifas (ejemplo: la liberalización y privatización del sector ferroviario en el Reino Unido [1] y [2]), además de la pérdida del valor estratégico que tiene para el Estado. Al final, lo que pretende ahorrarse el Estado en el presente, lo paga con creces en el futuro, evidentemente, con cargo al contribuyente.

[1] La privatización del ferrocarril británico: una visión crítica, por: Rodolfo Ramos Melero, Universidad San Pablo-CEU

[2] Claroscuros del modelo de privatización británico, La Vanguardia, 06/01/2013, por Andy Robinson.

Etiquetado como: , , , , , ,

1 Respuesta »

  1. Esta prisa por privatizar solo atiende al reparto de ganancias entre los de siempre. Siendo unos depredadores que se puede esperar en cualquier caso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Top Clicks

  • Ninguna
A %d blogueros les gusta esto: