No somos culpables de la crisis económica y del paro

La Conferencia Política del PSOE, una oportunidad desaprovechada

Conferencia PSOE_2013Por más que lo intento, sigo sin percibir cuales son las nuevas ideas del renovado proyecto político con el que el Partido Socialista Obrero Español pretende volver a conectar con la mayoría social progresista de España (como dicen sus dirigentes en las conclusiones de la Conferencia). Poco nuevo que no se haya dicho en los sucesivos Congresos del PSOE, así como en los diferentes documentos de estrategia elaborados entre Congresos, incluido el programa 2000.

Los ciudadanos españoles, cada día mejor informados y preparados, ya no creen en las ideas y en las promesas debatidas en conferencias y congresos partidarios; y mucho menos en la Europa de los mercaderes. Ya no basta con pedir perdón por los errores cometidos. Ya no basta con elaborar un nuevo proyecto, por muy ilusionante que este sea. Hay que recuperar la credibilidad perdida si se quiere ganar la confianza de la mayoría de los ciudadanos españoles. Y para recuperar la credibilidad perdida se ha desaprovechado una oportunidad en la Conferencia Política, al igual que se desaprovechó en el 38 Congreso Federal, celebrado en febrero de 2012.

En este Congreso se tenía que haber producido una profunda renovación de las estructuras orgánicas del Partido así como de sus dirigentes, y no se hizo. Quienes pierden unas elecciones no deben de dirigir el Partido ni ser candidatos a unas próximas elecciones; un ejemplo lo tenemos en el candidato del SPD alemán, Peer Steinbrück, quien dimitió de todos sus cargos en el Partido y en el grupo parlamentario tras su derrota electoral frente a Merkel.

En este Congreso no se quiso abordar en su plenitud la profundización en un nuevo modelo de Partido, acordándose la convocatoria de una Conferencia de organización donde se debatirían los cambios a realizar en la organización para el nuevo modelo de Partido. La Conferencia Política tampoco ha querido abordar en profundidad el nuevo Modelo de Partido, posponiéndolo a un Comité Federal; pero justo es decirlo, algo se ha avanzado en la Conferencia en cuanto a cambios en las normas y de funcionamiento del Partido.

Bien es cierto, que se han recuperado algunas de las medidas aprobadas en anteriores Congresos, como la reforma fiscal, en la que habrá que profundizar; o la introducción de otras nuevas, como la reforma de la Ley electoral, la laicidad, o la creación de un fondo de garantías del estado del bienestar, en las que también habrá que profundizar. Se dan por descontado, por ser políticas impulsadas por gobiernos socialistas, los compromisos de garantizar una sanidad pública universal, de garantizar el derecho a una educación pública y de calidad, así como la defensa de la Ley de dependencia garantizando su financiación. Pero se echan en falta otras, como las de una banca pública, una renta básica de ciudadanía o la de elaborar una auditoria de la deuda pública.

Los participantes en la Conferencia Política y bastantes militantes socialistas se muestran eufóricos y optimistas ante los mensajes y las propuestas aprobadas, otros quizá no tanto, entre los que me incluyo. No son momentos de euforia y optimismo, hay más de seis millones de parados, más del veintiocho por ciento de ciudadanos están en el umbral de la pobreza, las grandes empresas despiden a los trabajadores y les rebajan el salario para ahorrar costes y tener mayores beneficios con los que pagar las deudas contraídas con la banca en sus expansivas inversiones empresariales “allende los mares”… Los ricos, cada vez son más ricos.

No, no son momentos de euforia, son momentos de estar con el pueblo, con los que sufren y sufrimos las políticas de recortes del Gobierno del PP. Y estar con el pueblo significa apoyar y estar presente en las protestas y manifestaciones contra las políticas restrictivas del Gobierno y del Partido Popular. Estamos inmersos, guste o no guste, en una lucha de clases, y como dice Warren Buffett “Por supuesto que hay lucha de clases, y los ricos la estamos ganando”.

Es cierto que el Gobierno del PSOE cometió errores en la apreciación y en las medidas tomadas ante la crisis financiera y económica (como la reforma del artículo 135 de la Constitución española); pero, de ahí a decir, que el PSOE y el PP son lo mismo va un abismo, por mucho que suene este “latiguillo”. Los gobiernos del PSOE crearon el incipiente Estado del Bienestar, el PP lo ha destruido; y no solo lo ha destruido, sino que además está recortando las libertades y los derechos de los ciudadanos.

Por mucho que se diga que “el PSOE ha vuelto”, quien verdaderamente a vuelto, si es que se fue alguna vez, es la derecha más reaccionaria, caciquil y corrupta que ha tenido España.

Solo la unidad de la izquierda podrá hacerles frente.

Etiquetado como: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Top Clicks

  • Ninguna
A %d blogueros les gusta esto: