No somos culpables de la crisis económica y del paro

Convulsión política tras las Elecciones al Parlamento Europeo del 25 de mayo: ¿Se rompe el bipartidismo?

BipartidismoRotoLa debacle electoral que han sufrido los dos partidos políticos que sustentan el bipartidismo en España desde el año 1982, el Partido Popular (PP) y el Partido Socialista (PSOE), ha provocado una honda preocupación, no solo en las direcciones de ambos partidos, sino también en el mundo económico y financiero. Esta debacle electoral ya ha producido dos efectos de suma importancia: La convocatoria de un congreso extraordinario en el PSOE para elegir un nuevo secretario general  y la abdicación del Rey de España en favor del Príncipe, así como, movimientos internos en las filas del PP que propugnan cambios en la composición del Gobierno de Rajoy.

Desde que se inició el periodo democrático con las primeras elecciones generales celebradas en el año 1977 y la posterior de 1979, en las que en ambas obtuvo la victoria la UCD con una mayoría relativa, y tras la victoria por mayoría absoluta del PSOE en la elecciones de octubre de 1982, así como en las sucesivas elecciones hasta las del año 1996 en la que obtuvo la victoria el PP con una mayoría relativa, se ha venido reforzando el modelo bipartidista, bien con mayorías absolutas o bien con mayorías relativas en el Congreso de los Diputados, sustentadas estas mayorías con acuerdos y pactos puntuales o de legislatura con los partidos políticos de los nacionalismos periféricos de centro derecha, catalán (CiU) y vasco (PNV).

Procesos Elecciones Generales

Este modelo bipartidista, diseñado en base a la elección de los diputados en circunscripciones provinciales y de reparto de escaños  mediante el sistema D´Hondt, ha generado que los partido minoritarios no puedan influir con garantía de existo en la elaboración de las leyes que aprueba el Congreso de los Diputados, limitando así la representatividad ideológica de amplios sectores de la sociedad española que no se sienten lo suficientemente representados, produciéndose una desafección hacia la política y los partidos políticos. En la actualidad, el bipartidismo, que tiene como función la concentración del voto del electorado en dos partidos mayoritarios con el llamamiento al voto útil está en decadencia desde que estallara la cris financiera y económica en el año 2007, siendo rechazado hoy en día por una buena parte de los electores, como así se ha podido comprobar tras las Elecciones al Parlamento Europeo del 25 de mayo.

Este rechazo no debería de haberles cogido por sorpresa a los partidos mayoritarios. Las políticas de liberalismo económico a ultranza hacen estragos entre las clases trabajadoras; y en momentos de crisis financiera y económica también lo hacen entre las clases medias. La mutación de la socialdemocracia hacia el social liberalismo económico (la llamada tercera vía) y la del liberalismo al ultra liberalismo económico, rompen con la auto ubicación del electorado español en una escala izquierda-derecha, ya que este se sitúa en posiciones de centro izquierda, escorándose hacia el centro derecha si ve que el centro izquierda no cumple con los postulados que dice defender. Y hoy, ni el centro derecha del PP ni el centro izquierda del PSOE dan satisfacción a las imperiosas necesidades de los ciudadanos españoles, plegados ambos a las directrices de la Comisión Europea, del Banco Central Europeo y del Fondo Monetario Internacional, la llamada “troika”.

Posicionamiento ideologico ciudadanos

El hartazgo de los ciudadanos ante los incumplimientos electorales y la más que preocupante corrupción política y de desmantelamiento del Estado del Bienestar han pasado factura a ambas formaciones políticas en estas Elecciones al Parlamento Europeo. Pero los ciudadanos aun siguen creyendo en la política y piden la entrada en la misma a otras formaciones políticas, como Podemos, como única forma de romper el bipartidismo y exigir una mayor participación de los ciudadanos en la política española, que no sea solo a través de las votaciones cada cuatro años.

El bipartidismo conocido hasta la fecha puede tener los días contados, y esto es algo que preocupa tanto al PP como al PSOE, pero fundamentalmente les preocupa a los sectores económicos y financieros que ven como sus ansiadas aspiraciones de menos estado, más privatizaciones y menos derechos sociales pueden quedar frenadas.

Los resultados de las Elecciones al Parlamento Europeo son todo un síntoma de lo que puede ocurrir en las Elecciones Generales del 2015. Los ciudadanos han mostrado su hartazgo dando un toque de atención a los partidos mayoritarios.

Durante este periodo, que coincide con el periodo de crisis financiera y económica, se han celebrado cuatro elecciones: Elecciones Generales en el 2008, Elecciones Europeas en el 2009, Elecciones Generales en el 2011 y Elecciones Europeas en el 2014.

En el siguiente cuadro sinóptico podemos observar las principales variaciones habidas entre las Elecciones Generales de 2008 y las Elecciones al Parlamento Europeo del 25 de mayo del 2014 (Resultados definitivos), que han motivado la actual convulsión política.

Evolucion Electoral 2008_2014Grafico lineas Evolucion Electoral 2008_2014_Porcentaje votos a partidos

La pérdida de apoyos electorales de los partidos mayoritarios en este último periodo de crisis económica y financiera es más que notable, mientras que por otra parte se produce un aumento del apoyo electoral a los partidos minoritarios y un aumento de los descontentos, que han optado por la abstención, el voto en blanco o el nulo.

Si en el PP está preocupado por la pérdida de apoyos electorales, más preocupados están en el PSOE, cuya pérdida de apoyos electorales es mucho más significativa. con una tendencia a la baja desde las Elecciones Generales del 2008. El PP ha pasado de obtener un 18,79% de votos sobre el censo electoral en las Elecciones Europeas de 2009, a un 11,22% en las Elecciones Europeas de 2014, una pérdida de 7,57 puntos; mientras que el PSOE ha pasado de obtener un 17,30% de votos sobre el censo electoral en 2009, al 9,90% en las elecciones del 2014, una pérdida de 7,4 puntos. Entre ambos partidos han perdido 5.099.560 votos entre las Elecciones Europeas del 2009 y del 2014.

El contrapunto es el número de votos obtenidos por todos los demás partidos y coaliciones con respecto a las anteriores Elecciones Europeas del 2009, que han aumentado en 1.796.689 votos, que sumados a los 3.759.842 votos obtenidos por los partidos y coaliciones que se presentaban por primera vez a las Elecciones Europeas de 2014, nos da la cifra de 5.556.531 votos a la que hay que descontar los 839.270 votos obtenidos por los partidos y coaliciones que se presentaron en la Elecciones Europeas de 2009 y no lo han hecho en las del 2014, lo que nos da una cifra de 4.717.261 votos con respecto a las anteriores elecciones.

Además de la debacle electoral del los partidos mayoritarios (PP y PSOE), la mayor preocupación y convulsión política ha venido a raíz de los resultados electorales en Catalunya y el País Vasco, donde las formaciones políticas nacionalistas han aumentado en porcentaje y en número de votos con respecto a las anteriores elecciones, produciéndose, además, el hundimiento electoral del PSC-PSOE y el PP. En Catalunya, el PSC-PSOE ha pasado de ser la primera formación política en Catalunya en las Elecciones Europeas del 2009, a ser la tercera en las del 2014, desde aquellas elecciones del 2009, ha perdido 350.349 votos, 21,72 puntos, y casi un 50% del electorado; por otra parte, el PP ha perdido 108.656 votos, 8,22 puntos, con respecto a las anteriores elecciones. Mientras que en estas últimas elecciones, ERC ha pasado a ser la primera formación política en Catalunya, con un aumento de 412.936 votos, con un 23,67%, siendo CiU la segunda fuerza, que ya lo era anteriormente, con un aumento de 106.908 votos con respecto a las anteriores elecciones. En el País Vasco, tanto el PSOE como el PP, han corrido la misma suerte que en Catalunya y el resto de España. El PSOE ha perdido 98.370 votos, 14 puntos y el PP ha perdido 39.581 votos, 5,82 puntos; mientras que EAJ-PNV se mantiene prácticamente con el mismo número de votos obtenidos en las pasadas elecciones, 208.151 votos, manteniéndose como la primera formación política en el País vasco; mientras que EH Bildu se ha convertido en la segunda formación política, con 177.087 votos, un 23,35%.

La comparación de los resultados electorales habidos en Catalunya y el País Vasco los podemos observar en el siguiente cuadro:

 Resultados EU_2014 Catalunya y Pais Vasco

Las consecuencias de estos resultados electorales, con la debacle electoral del  PSOE y del PP, han sido la convocatoria de un congreso federal extraordinario en el PSOE para el mes de julio de este año; las dimisiones de los secretarios generales del PSOE en Catalunya y el País Vasco con la convocatoria de próximos congresos; sin olvidar los movimientos internos que se pueden estar produciendo en las filas del Partido Popular.

Estos hechos, por si importantes, han traído otra consecuencia mucho más importante, la  abdicación del Rey de España en favor del Príncipe.

Aunque era conocida la intención del Rey de abdicar en favor del Príncipe, no lo era la fecha  en que debía de producirse; se especulaba que esta podía producirse en el mes de noviembre de 2015 cuando hubiera cumplido 40 años de su proclamación como Rey de España, pudiendo ser antes o después de las Elecciones Generales de 2015. Entonces, ¿qué motivos han podido haber para anticipar precipitadamente la decisión de abdicar?. Hay quienes dicen que son por motivos personales y familiares: su deteriorada salud, la caída de su popularidad, el procesamiento penal de su yerno y posiblemente el de su hija Cristina; también hay quienes dicen que los motivos son por la consulta soberanista en Cataluña o por recomendación imperativa del club Bilderberg, reunido días antes de la abdicación. Más bien creo que los motivos han sido los últimos resultados electorales obtenidos por los dos partidos que conforman el bipartidismo en España, el PP y el PSOE que apoyan la monarquía constitucional, junto con otros partidos como UPyD, y el auge de otros partidos que alejados de los posicionamientos políticos de los partidos que conforman el bipartidismo, apoyan la instauración de una republica en España.

Bien es sabido que para mantener el bipartidismo que se practica en España desde 1982 hacen falta el apoyo de otras formaciones políticas que lo sustenten, fundamentalmente en periodos de mayorías relativas en los que CiU y PNV han venido desarrollando un papel muy importante a la hora de conformar estas mayorías parlamentarias. Pero ahora, tras los resultados electorales en estas Elecciones Europeas, el mapa político pueden ser muy diferente en las próximas Elecciones Generales a celebrar en el 2015, máxime cuando en el horizonte cercano no se vislumbran cambios sustanciales en la política económica y social del Gobierno, sino todo lo contrario. Añadiendo, además, las ansias independentistas de los nacionalismos periféricos, que con el crecimiento electoral de ERC en Catalunya y EH Bildu en el País Vasco pueden verse incrementadas.

El auge electoral de los partidos situados a la izquierda del PSOE, principalmente el de la nueva formación política Podemos que ha sido la revelación en estas Elecciones Europeas con la obtención de cinco diputados, puede hacer cambiar el mapa político español, a no ser que el PSOE  en su próximo congreso federal extraordinario, e independientemente de quien sea el secretario general elegido, sepa transmitir el mensaje y las propuestas creíbles, que otra política económica es posible, que “Sí hay alternativas”.

El mensaje que han dejado los ciudadanos a través de las urnas no ha podido ser más nítido: Castigo electoral al partido gobernante (PP) y castigo electoral al partido que ejerce la oposición al partido gobernante (PSOE); y por otra parte, mayor confianza en otros partidos de centro e izquierda. Pero que nadie se llame a engaño, el PP sigue teniendo la confianza de una buena parte del electorado español; podrán perder la mayoría absoluta, pero con una mayoría relativa y el apoyo de partidos de centro o centro derecha como UPyD o C´s Ciudadanos puede dar al traste con quienes piensen que el PP puede perder y dejar de gobernar tras las próximas Elecciones Generales, solo cambiarían de actores en los apoyos parlamentarios o acuerdos de legislatura.

El bipartidismo solo podría romperse si el PSOE se hundiera y no ocupase su espacio electoral otra formación política de su mismo o parecido signo político; en este caso la inestabilidad política y la hegemonía política de un solo partido mayoritario en España sería un hecho.  Si otra formación política quisiera ocupar el espacio electoral del PSOE, en caso que se hundiera electoralmente, solo podría hacerlo desde un posicionamiento político de centro izquierda, que es el posicionamiento ideológico de los ciudadanos españoles (como queda reflejado en cuadro más arriba indicado, según todos los barómetros del CIS)  y en este caso continuaría el bipartidismo. El bipartidismo solo se puede romper si se modifica la Ley Orgánica del Régimen Electoral General.

Para una mejor compresión del actual mapa político español, tras las Elecciones al Parlamento Europeo celebradas el 25 de mayo, se recogen en el siguiente cuadro comparativo los resultados electorales de las Elecciones del 2009 y las del 2014 en función del posicionamiento político de los partidos políticos y coaliciones en la escala  ideológica izquierda-derecha. Una vez observado el cuadro, que cada cual saque sus propias conclusiones. El poder económico y financiero, los partidos mayoritarios y la propia monarquía ya han sacado sus propias conclusiones, de ahí la convulsión política tras las ultimas elecciones.

Escala ideologica_Resultados Electorales EU_2014

Anexos para descargar en formato .xlsx de Excel :

Evolución electoral 2008-2014 y resultados de todas las Elecciones Generales desde el año 1977 hasta el año 2011.

Candidaturas y resultados comparativos de las Elecciones Europeas de 2014 y 2009

Posicionamiento ideológico de los ciudadanos: desde el año 2007 al 2014

Posicionamiento ideológico de los ciudadanos y la consideración ideológica que tienen sobre los partidos, abril 2014

Etiquetado como: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: