No somos culpables de la crisis económica y del paro

¿A quién beneficia y a quienes perjudica el Tratado Comercial con Estados Unidos (TTIP) y Canadá (CETA)?

Obama_TTIPEl próximo día 18 de este mes más de trescientas organizaciones europeas y otras americanas organizan un Día de Acción Global de Lucha contra los Tratados de Libre Comercio e Inversión (TTIP).y Canadá (CETA) con el objetivo de informar a la opinión pública de los objetivos que persiguen estos Tratados y las repercusiones negativas que tendrán para el conjunto de la ciudadanía, así como para muchos productores agrícolas y de pequeñas y medianas empresas exportadoras. Ya que, lamentablemente, los mayores medios de comunicación españoles no se dignan a informar de sus repercusiones de una de las decisiones más importantes que se están negociando sin transparencia en la Comisión Europea. Si bien es cierto, que no esperamos otra cosa de los medios de comunicación españoles en manos del capital financiero, y por ende, a su servicio, constatamos que la pluralidad informativa brilla por su ausencia. En España, el TTIP es el gran desconocido para la ciudadanía porque hay quienes están muy interesados en que no se conozca.

Si existe una sequia informativa en los grandes medios de comunicación, que decir de la sequia informativa de los partidos políticos mayoritarios en España, el PP y el PSOE, parece que ni están ni se les espera. Eso sí, el presidente del Gobierno Mariano Rajoy (PP), durante el debate del Estado de la Nación del 25 de febrero de 2014, afirmó que España lideraría el apoyo para la consecución del acuerdo comercial (TTIP) entre la Unión Europea y Estados Unidos.

Para comprender los porqués de este Tratado, sus objetivos y sus repercusiones tenemos que remontarnos a los comienzos del año 1971 en los que las autoridades estadounidenses decidieron incrementar sus déficits presupuestario y comercial en vez de reducirlos, teniendo en cuenta que estos déficits venían creciendo imparablemente desde finales de la década de 1960. Para absorber estos déficits utilizaron el Mecanismo Global de Reciclaje de Excedentes: es decir, aprovechar los excedentes de las principales economías del mundo, Alemania y Japón, y más tarde China. Los beneficios de estos países eran transferidos en forma de flujos de capital hacia Wall Street, para, desde ahí, financiar sus déficits, realizar inversiones directas, acciones, nuevos instrumentos financieros y otras formas de préstamos, así como de suculentos beneficios para sus banqueros. [1]. Pero esta estrategia de incrementar sus déficits con cargo a los excedentes de otros países se da de bruces con la cruda realidad de la crisis financiera del 2008 que cruza el Atlántico y se instala en Europa.

Como hemos indicado anteriormente la Balanza comercial de Estados Unidos viene siendo deficitaria desde finales de la década de 1960. En el año 2014 obtuvo un déficit de 591.786,1 millones de euros, un 4,49% de su PIB, superior al que obtuvo en el año 2013, que fue de 566.520,1 millones de euros, el 4,89% de su PIB. La evolución de su Balanza comercial desde el año 1999 al 2014 la podemos ver en el siguiente enlace [datosmacro]. En cambio su déficit presupuestario se viene reduciendo desde el año 2010. En este año su déficit era de 1.399.739 millones de euros, un 13,52% de su PIB, reduciéndose en el año 2013 a 726.552 millones de euros, un 5,76% de su PIB. La evolución de su déficit lo podemos ver en el siguiente enlace [datosmacro].

Si desde el año 2010 vienen reduciendo su déficit presupuestario, no es así con su déficit comercial. Ante los continuos déficits comerciales de Estados Unidos, su presidente Barack Obama en su discurso sobre el estado de la unión en febrero de 2013 anuncio sus intenciones de iniciar negociaciones con Europa para llegar a un acuerdo comercial transatlántico de libre comercio e inversiones que beneficiase a los dos continentes. Las negociaciones comenzaron eses mismo año en el mes de julio entre funcionarios estadounidenses y funcionarios de la Comisión Europea asesorados por los grupos de cabildeo instalados en Bruselas. [Ver El cabildeo en Bruselas: Cómo las empresas tratan de influir en las Instituciones de la Unión Europea].

Se podría entender que las negociaciones versasen sobre la reducción o la eliminación de aranceles que estimulase el comercio entre los Estados Unidos y la Unión Europea, pero estos son tan bajos que apenas se pueden reducir. Entonces, ¿cuál es el objetivo?: El objetivo no es otro que el de eliminar las barreras reguladoras europeas que protegen la seguridad alimentaria (incluidas las restricciones a los transgénicos OGM; el uso de productos químicos tóxicos y farmacéuticos; la protección de la privacidad en internet; la restricción de los derechos sociales, laborales y medioambientales; e incluso restringir las nuevas garantías exigidas al sistema bancario europeo para prevenir futuras crisis financieras. Además, no conformes con estas desregulaciones, el Tratado también persigue como objetivo el de favorecer a las corporaciones transnacionales y a los fondos de inversión la consecución de la inversión y la gestión de los servicios públicos, lo que provocará la privatización de sectores tan importantes para la ciudadanía como la sanidad o la educación. Por si esto fuera poco, el susodicho Tratado Comercial también persigue conceder a las grandes corporaciones transnacionales y fondos de inversión el derecho de demandar a los gobiernos soberanos a través de los tribunales de arbitraje privados ISDS (Investor-state dispute settlement) -al margen de los tribunales nacionales e internacionales de Justicia-, al objeto de poder reclamar a los gobiernos las pérdidas de beneficios derivadas de decisiones sobre políticas públicas, con lo cual se socavan los principios más elementales de una democracia. El poder político y económico ya no estaría en manos de los gobiernos legítimos, estaría en manos de las grandes corporaciones transnacionales y fondos de inversión privados.

El Tratado de Libre Comercio e Inversión (TTIP) no lo podemos entender como un acuerdo comercial entre competidores europeos y estadounidenses, sino como un intento de socavar el Estado del Bienestar de la ciudadanía europea en beneficio de equilibrar la balanza comercial deficitaria de los Estados Unidos, así como la de beneficiar a las grandes corporaciones transnacionales y fondos de inversión a ambos lados del Atlántico. Es posible que algunas empresas europeas salieran beneficiadas con este tratado al abrírsele el mercado estadounidense, pero no es menos cierto que otras muchas perderían competitividad ante este mismo mercado. Este mismo aserto se les puede aplicar a las grandes corporaciones transnacionales a ambos lados del Atlántico, de ahí las dificultades y la opacidad en las negociaciones.

En conclusión: El Acuerdo Transatlántico sobre Comercio e Inversión es una carta para la desregulación, un ataque al empleo y el final de la democracia.

Si la ciudadanía se informa y conoce lo que nos estamos jugando, podremos ganar la batalla contra el TTIP.

Informarte sobre el TTIP descargando en pdf el documento en español elaborado por John Hilary, director ejecutivo de War on Want. Ha publicado textos sobre una gran variedad de asuntos del ámbito del comercio y la inversión en los últimos 20 años, y en 2013 fue nombrado profesor honorario por la School of Politics and International Relations de la Universidad de Nottingham. Su nuevo libro, The Poverty of Capitalism: Economic Meltdown and the Struggle for What Comes Next, se publicó en Pluto Press en octubre de 2013.

Infórmate sobre el TTIP en la web de Attac

Informate sobre el TTIP en la web Contra el TTIP

Infórmate y firma contra el TTIP en la web StoEstados p TTIP

[1] El Minotauro global, Yanis Varoufakis

Etiquetado como: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Top Clicks

  • Ninguna
A %d blogueros les gusta esto: